Sufrida victoria del Arsenal ante un buen Bromwich

Victoria sufrida del Arsenal ante el West Bromwich Albion (1-2), que asciende hasta el cuarto puesto de la tabla ante la espera de que juegue mañana el Chelsea de Rafa Benítez

Partido emocionante vivido esta tarde en The Hawthorns, con un Arsenal más reservado de lo normal, pero con la ideas muy claras en ataque desde un principio. El West Bromwich en cambio, con un mejor juego en equipo no fue capaz de hacerle frente a un Arsenal resultadista.

Todo comenzó muy bien para el equipo local, consiguiendo mantener el dominio del balón y haciéndose protagonista de las mejores jugadas. La sorpresa de la suplencia de Lukaku, tuvo como consecuencia que el juego en ataque no fuese tan efectivo como en otras ocasiones. El juego en ataque de los locales con la única presencia de Long como única referencia no fue suficiente para encontrar el camino hacia el gol en el trascurso de la primera mitad.

Un gran contraataque de la mano de Gervinho produjo como consecuencia el primer gol del partido por parte de los londinenses. Rosicky estaba en el sitio adecuado, en el momento justo para rematar a puerta un semitiro del costarriqueño Gervinho. Un jugador que causo grandes problemas a lo largo de los noventa minutos y que fue la clave del ataque londinense.

Después el juego continúo de la mano del West Bromwich que igual mereció algo más durante todo el transcurso del partido. La última ocasión del primer tiempo fue obra de Ramsey, que de forma totalmente inverosímil fallo un remate claro a puerta vacía.

El comienzo de la segunda parte, continuo con la misma dinámica que el final de la segunda. El balón del West Bromwich, pero con un acentuado peligro por parte de los londinenses al contraataque. En el minuto 51, una maravillosa carrera por parte de Ramsey  por la banda derecha fue el principio de lo que parecía el fin del partido. Rosicky después de un tiro que rechaza Foster consigue el segundo gol para los “gunners”.

Todo parecía resuelto y parecía un camino de rosas para los visitantes hasta que en el minuto 71 Mertesacker es expulsado por una falta dentro del área. El penalti lo transforma Morrison y la emoción vuelve al marcador.

El West Bromwich confió en la remontada hasta el último instante y las ocasiones en estos últimos veinte minutos fueron constantes. La entrada de Roseberg y Lukaku dio “alas” a los locales que finalmente no consiguieron el ansiado objetivo del empate. Aun así gran partido del West Brom que continua en la zona tranquila de la tabla, algo totalmente sorprendente y por lo cual deben estar muy contentos sus aficionados.

 

 

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.