Cissé no puede obrar el milagro

Empate a goles (1-1) en St James’ Park que da el pase al Benfica, debido al resultado favorable en Da Luz para el equipo luso (4-2). A pesar de la pésima imagen mostrada por las urracas en la primera parte, nada tuvo que ver la mostrada en la segunda, donde con el gol de Cissé hizo soñar con el milagro. Pero en el tiempo de añadido de la segunda parte, Salvio hizo perder todas esas esperanzas con su gol

La ciudad de Newcastle estaba preparada para vivir una gran noche en competición europea. Con la moral con por las nubes tras la victoria en liga ante el Fulham,  la afición tenía puesta confianza en su artillero Papiss Cissé, aunque también se esperaba la vuelta de Ben Arfa para remontar el 3-1 en contra. El equipo local salía con Sissoko y Cissé como jugadores más adelantados, mientras que el banquillo se encontraba Ben Arfa y con la posibilidad de jugar minutos en la segunda parte. Por su parte, el Benfica venía con un resultado a favor por lo que salía al campo con un once muy ofensivo para evitar males mayores.

Cissé se da prisa para sacar de centro tras su gol.
Cissé se da prisa para sacar de centro tras su gol.

Con el comienzo del partido, la primera ocasión por parte de Benfica no se hizo esperar, Lima dispara y Tim Krul se ve obligado a despejar. El Benfica no salió con miedo al campo, tenía las ideas muy claras y buscar cuanto antes un gol. Durante los primeros veintes minutos de juego, el Newcastle no tenía las ideas nada claras, enviando balones largos a Sissoko y su jugador más adelantado Cissé acabando sus acciones en balones perdidos.

No fue hasta el minuto 35 la acción más clara del partido. Un buen balón centrado por John acaba en la cabeza de Salvio y marchándose  fuera por muy poco. Hasta ese momento no había gozado de ninguna ocasión clara el equipo de Alan Pardew, que por suerte para él se acercaría el segundo tiempo y podría tomar cartas en el asunto. Acercándose el final de la primera parte, los urracas realizan su primer tiro a puerta materializándose en gol por parte de Cisse y anulado a su vez por posición incorrecta, bien anulado.  Tras esta acción concluiría  la primera parte.

Con el comienzo de la segunda parte, Pardew quería cambiar la cara al equipo, en su efecto sale del campo Birgirimana que no estaba muy acertado por Ameobi. Su intención era un extremo más seguro, aunque a su vez no quería arriesgar todavía con Ben Arfa ya que salía de una dura lesión. Los cambios se hicieron notorios, Ameobi realiza un pase de la “muerte” que dejaba a Cissé para marca a placer cuya acción Artur supo atajar bien. Se veía un Newcastle algo cambiado respecto a la primera parte, un Newcastle que se lo creía. En el minuto 62 se producía una entrada esperada la del galo Hatem Ben Arfa, jugador que daría una gran velocidad y ocasiones al equipo. Así es, en minuto 71 de juego Ameobi asiste un balón a Cissé para que este no fallara. La afición “magpie” se vino arriba, Cissé les hacía soñar.

La entrada de Ben Arfa daba otro aire al equipo y a cinco minutos del final, el mismo tuvo una gran ocasión que manda el balón alto, era una ocasión clara para que el equipo local hubiera logrado el pase. Con un Newcastle totalmente volcado, Rodrigo que había entrado sustituyendo a John, aprovecha una contra que acaba centrado a los pies del “toto” Salvio marcara a placer y estableciera el definitivo 1-1. Se acabaría por tanto el sueño de llegar a las semifinales de la Europa League. Tras el pitido final, el resultado global lucía un 4-2 a favor del equipo dirigido por Jorge Jesus alcanzado la semifinal de la misma.

Tras esta derrota, el Newcastle debe pasar página cuanto antes y centrarse en el partido clave de este fin de semana ante el Sunderland para alejar los fantasmas del descenso. Tras la eliminación del equipo “magpie”, de los tres candidatos ingleses para llegar a semifinal solo ha pasado uno, el Chelsea.

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.