Di Canio aleja al Sunderland del descenso

El Sunderland renace de la mano de Di Canio ganando al Everton (1-0), gran partido  el vivido en la tarde de ayer en el Stadium of Light.

Comenzaba la tarde con mucho en juego por parte de los dos equipos, que tenían la gran necesidad de puntuar para acercarse más a sus objetivos. Un Sunderland que venía de perder dos partidos seguidos ante el Man.Utd y el Chelsea respectivamente, tenía la necesidad de demostrar ante su público que podía dar más de sí y salir de la zona de peligro que les llevaría directamente a la Championship League.

El Everton en cambio seguía con el sueño de optar a la quinta posición, la cuál le daría el pase  a la Europa League. Después de la derrota sufrida ayer ante el Sunderland, este sueño se desvanece por completo y a falta de cuatro jornadas para la finalización de la liga se trata de un sueño imposible.

El partido comenzó con los locales muy concentrados y con una buena colocación sobre el campo. Di Canio ha cambiado por completo a este equipo y le ha otorgado del carácter propio del fútbol italiano. Luchando en el transcurso de los primeros minutos lograron hacerse con el dominio del esférico, aunque las llegadas no fueron excesivas en este primer tiempo gozaron de dos grandes ocasiones que fueron desbaratadas por un gran Howard. El Everton en cambio demostraba una mayor calidad por parte de alguno de sus jugadores como Piennar o Fellaini, pero no mostraban ningún síntoma de peligro ni de querer llevarse los tres puntos en su visita al Norte de Inglaterra.

En los últimos minutos de la primera parte, con un balón en largo que no consigue despejar del todo Heitinga llegara un gran contraataque del Sunderland, que culminara con un buen tiro Sessegnon y en el cual Howard podría haber hecho algo más.

Este gol al filo del descanso fue un golpe de aire fresco para afrontar la segunda parte con mayores garantías y creer que eran capaces de ganar al sexto de la liga.

El comienzo del segundo tiempo comenzó como había finalizado el primero, con un Sunderland bien colocado y teniendo las mejores ocasiones del partido. De vez en cuando, el Everton intentaba despertar y forzar algún contraataque pero sin mucho acierto.

El Sunderland dominó el partido hasta los últimos diez minutos, dónde el partido se volvió loco y el Everton se volcó en el área rival. Un libre indirecto en el área del Sunderland, presagiaba lo peor pero con mas carácter que otra cosa consiguió unos tres puntos que son vitales para alejarse de los puestos del peligro.

Di Canio al final del partido se volvió loco y demostró de nuevo sus tan características celebraciones que nos recordaban a su época en la Lazio.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.