El Chelsea deja helado al Basilea.

El Chelsea gana en el último minuto (1-2) y casi deja sentenciado el partido de vuelta en Stamford Bridge contra el Basilea.

Llegaban los suizos por primera vez en su historia a unas semifinales de una competición europea, y se enfrentaba contra el actual campeón de la Champions League, el Chelsea de Rafa Benítez y dos veces de la Recopa en 1971 y 1998, así que les falta esta competición para compeltar su palmáres.

Benítez dejo en el banquillo a Mata y apostó por David Luiz como medio centro y Moses por banda derecha, dejando a Eden Hazard por la izquierda para que buscará la diagonal y se comunicará con Torres, fallón durante todo el encuentro.

A los doce minutos de juego el Chelsea subía su primer gol al marcador por mediación del nigeriano Victor Moses. Lampard botaba un córner en el que Ivanovic remataba y golpeaba involuntariamente con los ojos cerrados sobre la portería defendida por Sommer.

Los suizos reaccionaron bien tras el gol recibido por los Blues e intentaron llegar a la portería de Cech pero sin mucho talento. Así se llego al descanso sin muchas más ocasiones de gol y mucho dominio en medio campo por parte de ambos equipos.

Tras la reanudación, los suizos intentaron empatar el encuentro para poder tener más opciones en el partido de vuelta. Con la entrada del chileno Díaz, ex de U. de Chile, tuvieron más posesión de balón y llegaban tímidamente a la portería del Chelsea con varios disparos lejanos desde fuera del área.

Lo más interesante del partido llego en los últimos minutos, el colegiado Pavel Kralovec, se inventaba un penalti tras supuesto empujón del español Azpilicueta en el minuto 87. El lateral navarro no comete ninguna infracción pero les cuesta un lanzamiento desde los once metros. Schar no falla disparando al medio y fuerte para poner el empate en el electrónico.

Todos daban por bueno el empate y dejaban la eliminatoria abierta a falta de 90 minutos, pero en la última jugada el brasileño engañó al portero. Lanzó la falta a su palo con el interior del pie. Rectificó Sommer demasiado tarde y llegó el gol que deja al Chelsea casi en la final. 

Tras un partido soso en líneas generales, acabo con un gran final, un penalti y dos goles. El Chelsea fue muy superior y deja encarrilada su clasificación para la final de Amsterdam. Se lograse el trofeo, sería el primer club que consigo Champions y Europa League de forma consecutiva.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.