Old Trafford despide a Ferguson con victoria

El Manchester United vence 2-1 al Swansea en el último partido de Sir Alex en un Teatro de los Sueños totalmente entregado a su entrenador.

Hoy en Old Trafford había un ambiente raro. La grada, los jugadores, el cuerpo técnico y todos los allí presentes estaban contentos; hoy celebraban su título de campeones de la Premier League, pero también se cerraba una etapa. Hoy en Old Trafford despedían al que había sido su técnico durante 26 años. Miles de pancartas y carteles llenaban la grada del Teatro de los Sueños y en todos ponía lo mismo: “Thank you, Ferguson”. Además de a su entrenador, los diablos rojos despedían también a otra pieza clave de su familia; el jugador Paul Scholes cuelga las botas, del que Sir Alex Ferguson a finalizar este encuentro dijo que era “uno de los mejores jugadores de la historia del club”.

Sí, hoy Old Trafford estaba preparado para la celebración y las despedidas pero también para el fútbol. El Spanish Swansea visitaba al United y, aunque ambos no se jugaban nada, pusieron la guinda con un buen partido en este día tan especial.

Los primeros minutos fueron del United, pero el Swansea no se quedaba atrás y también llegaba con peligro a la portería de De Gea. Los de Ferguson luchaban y durante varios minutos de la primera mitad llegaron a encerrar por completo al equipo de Michael Laudrup en su área. Hasta que al fin, en el minuto 38 Chicharito Hernández abría el marcador para los locales. Curioso el dato que Chicharito marcó en el minuto 38 y 26 segundos, los mismos trofeos que consiguió Sir Alex (38) en 26 años en el United. La hinchada local no dejó de cantar en ningún momento. Los aficionados cantaban las canciones más conocidas desde la llegada de Ferguson, un gran detalle por su parte sin duda.

Nada más comenzar la segunda parte, Michu ponía el empate en el marcador y el Swansea se hacía con el dominio del partido tras el descanso. Muy intensa fue la segunda parte con la grada animando para que su equipo consiguiera los tres puntos y los dos equipos luchando con uñas y dientes para conseguir el desempate.

Y si la tarde iba de homenajes, otro que se llevó una gran ovación al saltar al campo fue el veterano Ryan Giggs, que ha decidido seguir una temporada más con los diablos rojos.

No fue hasta el minuto 87 cuando Rio Ferdinand puso el 2-1 definitivo en el marcador tras un córner lanzado por Van Persie.

Y con el pitido final comenzaron las emociones, las despedidas y las celebraciones. Hoy el protagonista era Ferguson. En su casa le daban su último trofeo de la Premier como entrenador y sólo queda decir: gracias por todos estos años de fútbol y hasta siempre Sir Alex.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.