Roberto Martínez, nuevo entrenador del Everton

El Everton inglés anunció la contratación del español Roberto Martínez, hasta ahora técnico del Wigan, como su entrenador para las próximas cuatro temporadas.

Roberto Martínez, de 39 años, ya había anunciado la semana pasada su intención de abandonar los “latics”, donde ha pasado las últimas cuatro campañas, después de que el equipo sellara su descenso a la segunda división inglesa y se hiciera con la Copa de Inglaterra.

El excentrocampista de Lérida logró esta temporada guiar al Wigan a uno de los mayores éxitos de su historia al conquistar en una final en Wembley ante el Manchester City (0-1) la Copa de Inglaterra (FA Cup), el primer título de importancia en las vitrinas de ese club fundado hace más de ochenta años.

Su éxito al frente del conjunto del noroeste de Inglaterra, al que ha mantenido en la Premier League durante las últimas cuatro campañas, hizo sonar su nombre para clubes como el Liverpool.

Finalmente se hará cargo del equipo vecino de los “reds”, el Everton, que esta temporada se ha quedado a un paso de los puestos europeos, dos puntos por delante en la tabla del conjunto capitaneado por Steven Gerrard.

Roberto Martínez sucederá en el banquillo del Goodison Park al escocés David Moyes, que tras una década al frente del club ha dado el salto al Manchester United de cara a la próxima temporada.

El vestuario del Everton, un club acostumbrado a proyectos deportivos a largo plazo, sólo ha estado dirigido por trece entrenadores permanentes en sus más de cien años de historia antes de “Bob”.

Los “Toffees” fueron uno de los grandes equipos ingleses en la década de 1980, cuando ganaron dos ligas (1985 y 1987) y conquistaron una de las cinco Copas de Inglaterra que atesoran en sus vitrinas, la última de las cuales ganaron en 1995.

En los últimos tiempos, el equipo ha tratado de repetir el éxito de la temporada 2004-2005, cuando lograron clasificarse para la ronda previa de la Liga de Campeones.

En aquella ocasión el Villarreal, que superó a los ingleses por 2-4 en una eliminatoria a dos partidos, acabó con el sueño europeo de los de Moyes.

Esta temporada, los aficionados del Everton albergaron la esperanza de clasificarse para una competición continental hasta mitad de temporada, pero se quedaron a nueve puntos de la quinta plaza, que daba acceso a la Liga Europa y ocupó el Tottenham del portugués André Villas-Boas.

“Bob” afrontará el reto la próxima temporada de meter entre los cinco primeros de la tabla.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.