Lambert, estreno y remontada

Victoria de Inglaterra ante Escocia  por 3 goles a 2 en un partido entre las dos selecciones más antiguas del mundo y celebrado hoy en Wembley

Partido amistoso entre las selecciones y federaciones más antiguas del mundo del fútbol: Inglaterra y Escocia. Wembley estaba preparado para recibir un partido con dos selecciones  con mucho fútbol y sobretodo historia, futbolísticamente hablando. Los tres leones salía con Rooney como jugador referente en el ataque, jugador que está pasando un mar de dudas por su cabeza y rumores con un futuro incierto a tres días de que empiece la Premier. En el banco de Inglaterra se centraban todos los focos, ahí se encontraba Rickie Lambert, jugador del Southampton que a los 31 años de edad recibía su primera convocatoria.

Lambert celebra con sus compañero el gol que daba la victoria a Inglaterra.
Lambert celebra con sus compañero el gol que daba la victoria a Inglaterra.

En lo que se refiere al fútbol, el partido comenzaba con una presión asfixiante por parte de los jugadores escoceses en el medio del campo, presionando así la salida de balón de Inglaterra y anulando a sus jugadores creativos, en este caso Wilshere, Cleverley y Gerrard. Con un disparo desde fuera del área de Morrison y posterior cantada de Hart, Escocia se adelantaba en el marcador a los 11 minutos de juego. La cara de Hodgson era un poema tras la pifia del meta inglés. Tras el gol visitante, los jugadores ingleses centraron su juego en las bandas  y aprovechando todo el potencial que podrían sacar Walcott y Welbeck. Así fue, tras un buen pase al hueco, Walcott se internaba al área y tras una serie de regates batía al meta McGregor por abajo para poner el encuentro 1-1. Durante toda la primera parte Inglaterra tenía el mando del juego, aunque su jugador más adelantado, Rooney, andaba algo perdido.

Con el con el comienzo de la segundad mitad, Esocia salió con otra mentalidad y la intención de adelantarse de nuevo en el marcador mostrando un juego más ofensivo. A los 4 minutos de juego, Miller controlaba un balón fuera del área y a la media vuelta ponía el balón dentro de la portería que defendía Hart. La locura corría por la venas de los hinchas escoceses presentes en Wembley. Inglaterra volvería poner la tablas en el marcador a los 4 minutos siguientes, Welbeck aprovechaba una buena falta que ponía Gerrard y lograba poner el empate a los 53 minutos de juego.

Durante la segunda parte se dio un momento muy esperado, la entrada de Rickie Lambert. Era su primer partido con la camiseta de los tres leones, y que mejor estreno, salir y a los 3 minutos de juego marcar, salir y besar el santo que se dice en estos casos. Con el gol del jugador del ‘sotton’ se ponía el definitivo 3-2 en el marcador, dando así la victoria al equipo local.

Para concluir lo acontecido en Wembley, se podría definir el partido en tres palabras: Lambert, estreno y remontada.

Twitter: @alexgok93 y @proyectopremier

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.