Benteke penaliza al Arsenal

El Aston Villa vence a un Arsenal caótico en defensa con dos penas máximas y un gol del ex sevillista Luna

El Arsenal comenzaba la temporada por primera vez en mucho tiempo sin altas ni bajas significativas. Los gunners, acostumbrados a perder en verano a sus estrellas (la última el traspaso de Van Persie al Manchester United), han intentado, hasta ahora sin éxito, hacerse con los servicios de jugadores de la talla de Higuaín, traspasado al Nápoles, Rooney y Luís Suárez. Por ese motivo, Arsene Wenger se ha visto obligado a confiar en la plantilla que el año pasado estuvo a punto de perder su plaza en la Champions League a costa del Tottenham y a dar entrada a jóvenes promesas. Pero lo cierto es que, con fichajes o sin ellos, el Arsenal lleva ocho años sin conseguir ningún título y en esta temporada se esperan resultados para volver a llenar las vistrinas del Emirates Stadium.

Benteke celebra su primer gol

Y de momento, los chicos de Wenger van por mal camino. Sin Arteta, Monreal (ambos lesionados) ni Cazorla en el equipo titular, el Arsenal empezó el partido con un gol de Giroud en el minuto seis tras un buen pase de Oxlade-Chamberlain. Enfrente, el Aston Villa de Benteke, jugador con buen cartel en la Premier que defendía los colores del tercer club más goleado de la liga el año pasado. Los problemas se acumulaban en el conjunto de Paul Lambert, ya que el defensa central Baker se tuvo que ir lesionado al primer cuarto de hora del encuentro. Sin embargo, Benteke, de penalti, se encargó de dar tranquilidad a su equipo poniendo las tablas en el marcador. Szczęsny, que recibió tarjeta amarilla por la infracción, despejó el disparo del delantero pero no pudo hacer nada en el rechace.

Eran momentos de locura en el Emirates. El Villa intentaba parar el encuentro con duras entradas mientras que el Arsenal estaba un poco desorganizado en defensa. Empate a uno en el descanso.

Wenger no esperó más y dio entrada a Cazorla, quién venía de hacer un partido sobresaliente con España ante Ecuador. Sin embargo, el Arsenal no mejoró y entró en una espiral de errores defensivos que le costó el partido. Primero, Delph estrelló un balón en el palo ante un vencido Szczęsny. Y entonces llegó el momento de koscielny. El defensa francés cometió un penalti transformado por Benteke (1 – 2) y minutos después fue expulsado en un contrataque de los villanos.

Cazorla y Rosicky, los mejores de los gunners, estuvieron a punto de empatar en dos ocasiones, pero el partido ya iba camino de convertirse en una mala tarde de verano en el Emirates que el español Luna, debutante en la premier, se encargó de empeorar convirtiendo el 1 a 3. Wenger tiene mucho trabajo por delante.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.