El rey sigue siendo el rey

El equipo de David Moyes debuta con victoria y goleada a domicilio al Swansea de Michael Laudrup. Robin Van Persie y Danny Welbeck se mostraron infalibles de cara a portería con dos goles cada uno. El gol galés lo hizo Wilfried Bony, que debutó desde el banquillo.

 

Vuelve la Premier League a Gales y comenzó con la visita de nada menos que el campeón. Swansea recibió al United con lluvia y con un partido que a priori, sería complicado. Nada más comenzar el partido, Cañas se presentó a los hinchas británicos con una plancha brutal sobre Cleverley. 3 minutos y la primera tarjeta amarilla. Al equipo de David Moyes le costaba hacerse con la mecánica de juego, con poca profundidad de pase y precisión, lo que propició un 60% de posesión para los cisnes.

El conjunto de Laudrup, como un tiburón que huele sangre, rondaba y rondaba el arco de De Gea, aunque sin mucho peligro. Michu estuvo muy activo durante la primera mitad, a pesar de que a sus compañeros les costaba encontrarle, debido al estado del campo, mojado y muy rápido. Según iban pasando los minutos, el United se iba encontrando consigo mismo y llegaba tímidamente a la portería defendida por Vorm. Ryan Giggs robó un balón en medio campo que pudo significar el primer gol pero el galés se durmió en el ultimo instante, en ese pase decisivo para Van Persie. El holandés, que poco necesita para marcar, aprovechó la primera ocasión real que tuvo.

Un pase sensacional de Giggs pilló desprevenida a toda la defensa de los cisnes y el 20 del United marcó un gol de bellísima factura. Un remate de artista, muy complicado, por el aire, que Vorm solo pudo contemplar como entraba cual espectador de lujo. Pero un minuto y medio después  los diablos rojos marcaron tras aprovechar otro tremendo error de la defensa, que estuvo despistada durante todo el encuentro. Tras una jugada un tanto loca, el balón le cayo a Valencia que cedió a placer, solo, a Welbeck. 0-2 en un minuto y medio. Los diez minutos restantes de la primera mitad fueron de asimilación para el Swansea y relajación para el United. Muchas revoluciones en los de Manchester, llegando a acumular 4 tarjetas amarillas en 45 minutos.Van Persie marca acrobáticamente

La segunda mitad fue un intercambio constante de golpes a ciegas en sus primeros compases, con menos ritmo que la primera parte, pero con un United que buscaba hacer más grande la ventaja. Tanto la buscó que en el minuto 72, Van Persie marcó uno de los goles del año -y eso que es la primera jornada-. Brillante pase de Rooney -que salió del banco- para que el holandés la clavase al fondo de las mallas. 0-3 y el abismo parecía que iba a crecer aun más. Laudrup echó más madera metiendo hombres de ataque como Hernández o Bony para intentar reducir la distancia. El marfileño, que debutaba hoy, hizo el 1-3 a pase de Hernández con un buen tiro ajustado. Pero de nada sirvió, pues los red devils eran los amos y señores del campo y sentenció Welbeck en el 92 con una preciosa vaselina.

El campeón defiende su corona y de que manera. Esta Premier comienza muy fuerte.

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.