Javi Martínez y los penaltis privan al Chelsea de la Supercopa

El equipo de José Mourinho perdió la final desde los once metros después de que el Bayern empatara en el descuento de la prorróga. Cech se erigió como héroe blue, pero poco pudo hacer en la tanda de penaltis

El Bayern de Múnich le arrebató al Chelsea la Supercopa de Europa en los últimos minutos cuando el trofeo ya casi estaba de camino a las vitrinas del Stamford Bridge. Un gol de Javi Martínez en los últimos compases del encuentro le asestó un golpe casi mortal al conjunto blue, que claudicaría finalmente en unos lanzamientos de penaltis con la tensión propia de las mejores noches Europeas.

Gol de Javi Martínez
Gol de Javi Martínez

El partido comenzó a un nivel no acostumbrado en la Supercopa de Europa. Un trofeo a priori menor fue tomado por ambos equipos como un partido muy importante, pero se trataba nada más y nada menos que de un Bayern vs. Chelsea, un Pep vs. Mou. Con estas, el bloque alemán salió a practicar un fútbol de toque, mientras el inglés esperaba al contraataque para causar peligro. Casualmente, así llegó el primer gol de la noche. Torres ejecutó un perfecto contragolpe con un potente remate desde el punto de penalti a un centro desde la derecha de Schurrle en una rapidísima jugada al primer toque. Así asestaba el Chelsea la primera estocada de la noche. En los siguientes minutos y hasta el filo del descanso el equipo de Guardiola se hizo con el control de la pelota y gozó de las mejores ocasiones, pero tanto el poco acierto de sus delanteros -en especial un Ribery muy fallón aunque tremendamente activo- como las intervenciones de Cech hicieron que el marcador se fuera al intermedio favoreciendo al Chelsea.

En la segunda parte el Bayern salió a por todo, mordiendo más que en el primer tiempo y llegando con mucho más peligro, tanto que el gol no se haría de rogar. Ribery se fue de un defensor y soltó un fuerte disparo desde la frontal ante el que Cech poco pudo hacer. Acto seguido, el Chelsea quedó en estado de shock y no pudo salir de su campo hasta una ocasión clarísima de Óscar. El brasileño no pudo batir a Neuer en un mano a mano después de que Schurrle se aprovechara de un inoportuno resbalón de Dante y le entregara el balón en el área.

El control seguía en manos bávaras, pero la siguiente ocasión también fue inglesa. Ivanovic estrelló un cabezazo en el travesaño en un córner botado por Lampard y prolongado por David Luiz con la testa, quien volvería a tener el gol de la victoria en un lance que Neuer salvó a bocajarro. Un minuto después la expulsión de Ramires dio la vuelta al partido. Un fuerte plantillazo al tobillo de Götze hizo que el brasileño dejara a su equipo en minoría y abocado a lo que finalmente fue una derrota; pero no sería al inicio de la prórroga, ya que Hazard batió a un desacertado Neuer con un fuerte disparo ante la pasividad de la defensa.

El resto, hasta el final de la prórroga, fue un aluvión de ocasiones del Bayern. El equipo de Pep, aprovechando la superioridad numérica, asedió al Chelsea y dispuso de, al menos, cuatro ocasiones clarísimas para empatar el encuentro. No lo hizo hasta el tiempo de descuento, cuando Javi Martínez encontró un balón muerto en el área para batir a Cech a placer.

En la tanda de penaltis la igualdad también fue protagonista. Sólo un inocente disparo de Lukaku en el mete-falla deshizo esa desigualdad (5-4) y privó al Chelsea de llevarse la Supercopa para casa; un premio que durante muchos minutos rozaron sus jugadores, sus aficionados y José Mourinho, que ve cómo su equipo vuelve a caer ante una escuadra de Guardiola. Aquí hay rivalidad para rato.

BAYERN MÚNICH: Neuer; Rafinha (Javi Martínez 56′), Boateng, Dante, Alaba; Lahm, Kross, Müller (Götze 70′); Robben (Shaqiri 95′), Ribéry y Mandzukic.

CHELSEA: Cech; Ivanovic, David Luiz, Cahill, Cole; Ramires, Lampard; Schurrle (Mikel 87′), Hazard (Terry 113′), Oscar; y Torres (Lukaku 98′).

Twitter: @ProyectoPremier y @feresbec

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.