¿Qué ocurre con Juan Mata?

¿Qué ocurre con el galardonado como mejor jugador del Chelsea en la pasada campaña? Esta pregunta cubre el cielo de Stamford Bridge desde la llegada de ‘The happy One’ y los aficionados al fútbol, sobre todo los blues, es algo que se preguntan con enorme inquietud. La prensa más retorcida trata de inyectarnos por vena que la única razón es ese odio kuklukanesko que tiene Mourinho hacia cualquier cosa que respire aire español.f0213613_50e6698b19532

El secreto a voces de la llegada del técnico luso se materializó físicamente a principios de julio, algo que coincidió con el descanso post-confederaciones de los internacionales del Chelsea y que comenzó a alimentar los rumores con la llegada de una superpoblación de fichajes en el centro del campo y la delantera.  Mourinho siempre manifestó su intención de que por puesto todo equipo debería tener dos  titulares. Remitiéndonos a la temporada pasada, Mata a ha jugado en la zona de tres cuartos alternando posición como interior izquierdo, derecho y media punta junto Eden Hazard con total libertad. Esto convierte al jugador en alguien polivalente para actuar en esa opción multiplicando las opciones junto a Oscar, Schürrle y el propio Hazard.

Mourinho es un hombre que tiene acostumbrado al aficionado a plantear onces dependiendo del juego del rival y el estado de forma propio. El Chelsea es uno de los mejores equipos del mundo sin balón y esta ha sido su máxima, ante rivales de altura desde hace mucho tiempo. Guste o no esto es otra forma de jugar al fútbol y los últimos años, aparte de ser totalmente lícita en contra de lo que muchos creen, se materializa en resultados contrastados. En muchos de los goles de los blues, los metros recorridos son inversamente proporcionales a los jugadores que participan en la jugada. Juego directo y finalización. Nos remitiremos al partido más importante en lo que llevamos de temporada, la final de la Supercopa de Europa frente al Bayern.  ¿La posesión en aquel partido? 68 – 32 a favor del Bayern. El número claro de ocasiones durante los primeros 90 minutos y previo a la expulsión de Ramires fue otra cosa.

A continuación vamos con las semifinales de Champions contra el Barça de hace dos años. Un equipo mermado por la edad y sin claras opciones al título con diferente entrenador, utilizando un similar planteamiento. El español se pegó una de las mayores palizas de toda su carrera donde llego a correr casi 13 kilómetros en aquel partido. Apenas llegó a entrar en juego y mucho menos  tocar la pelota. Cumplió su único cometido a pesar de no estar acostumbrado, participar en la presión conjunta al Barça. El desenlace lo conocemos todos.

En la pasada temporada las conexiones entre Hazard y Mata en la Premier que tantos puntos dieron al Chelsea se producían en la frontal del área, cuando el equipo arrinconaba a sus rivales y el jugador español conseguía dar ese pase entre líneas con extrema calidad con su correspondiente finalización. En el fútbol actual no hay más que analizar a ciertos centrocampistas y delanteros para saber que hay ciertos jugadores que no encajan en estilos fijos en equipos a pesar de ser considerados “los mejores del mundo en su puesto” y eso es algo que se ha demostrado con asiduidad en los últimos años.

Mourinho conoce a Mata y Mourinho no es tan tonto como para no saber utilizar a uno de sus mejores jugadores de toda la Premier para su beneficio. Esto lo sabe él y lo sabe el propio jugador,que ha reclinado la opción de otros destinos donde podía erigirse como una de las máximas estrellas. Con total seguridad, Juan Mata, será uno de los máximos protagonistas de los posibles éxitos del Chelsea esta temporada.juan-mata

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.