Sonríe el líder ante el Norwich

El Arsenal ha ganado (4-1) al Norwich, en un partido que por momentos no fue tan cómodo como muestra el resultado final.

Después del empate del Liverpool ante el Newcastle esta misma mañana, todo era favorable para los de Wenger y el camino hacia el liderato se allanaba. Solo faltaba superar una piedra en el camino. El Norwich estuvo a punto de truncarle el sueño por instantes, pero el buen quehacer de los Gunners y la eficacia en los momentos decisivos fueron claves para que se sitúen en lo más alto de la clasificación.ozil_arsenal-movil

El partido comenzó con un Arsenal muy activo. En estos primeros instantes del partido, Sagna fue un puñal por la banda derecha y no paró de poner un centro tras otro pero sin encontrar un rematador. La labor de los dos laterales tanto de Gibbs como de Sagna fueron fundamentales en el devenir de estos primeros instantes, ya que el Arsenal ha jugado sin dos extremos claros. En el minuto 16 de esta primera parte, llegó el primer gol obra de Wilshere pero fruto de una autentica jugada en equipo.

Giroud le dio una asistencia de primera en el área que dejó al Emirates Stadium con la boca abierta. A partir de este gol, el Arsenal se mostró un equipo reservado y sin ambición. El Norwich se vinó arriba y empezó a tener un mayor dominio de la posesión. Aunque el equipo entrenado por Chris Hughton no creó apenas peligro y salvo un tiro fuera del área de Fer no hubo mucho más que reseñar.

El comienzo de la segunda parte siguió con la tónica con la que había finalizado la primera. El Norwich dominaba e incluso en los primeros diez minutos tuvo un 60 % de posesión. Pero cuando más se acercaba el Norwich, el Arsenal en un contraataque logró el segundo gol. Un gran centro medido por la banda derecha de Giroud fue el resultante del gol de cabeza de Ozil.

El alemán que apenas había participado en el juego de los Gunners apareció de forma resolutiva. Todo parecía decidido, pero el Norwich no se rindió y metió 5 minutos después un gol que los volvía a meter en el partido.  Un remate desde de la frontal del área de Howson, en el que Szczesny no pudo hacer nada.

Cazorla tuvo que ser sustituido en esta segunda parte por Rosicky debido al cansancio, pero el asturiano no estuvo mal en su regreso. Se mostró activo y bastante fino a la hora de dar los pases a sus compañeros. El partido después del gol del Norwich parecía que se iba a poner interesante, pero Ramsey cogió el mono de trabajo y dio un autentico recital en el que mostró toda su calidad. Realmente increíble el tercer gol del Arsenal, obra de Ramsey. El jugador gales antes de marcar el gol, realizó dos regates fascinantes dentro del área que dejó a los rivales en el suelo. Este gol en el 83 supuso la tranquilidad que necesitaban los de Wenger en estos últimos instantes y no acabo aquí la actuación del gales. Cinco minutos mas tarde, protagonizo taconazos, regates y sobretodo una asistencia que fue medio gol para el segundo de la tarde de Ozil. El alemán metió el cuarto y último gol que otorga a los hombres de Wenger el liderato.

El Arsenal se coloca líder en solitario con 19 puntos y se postula como uno de los favoritos para llevarse el titulo. Aunque muchos son los escépticos que los meten en las apuestas por el triunfo final, pero de momento los de Londres son primeros.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.