Festival del Fulham a costa de un débil Crystal Palace

El Crystal Palace consiguió adelantarse en el marcador pero no fue suficiente para parar al Fulham que acabó goleando fácilmente (1-4).

El Selhurst Park acogía un partido agónico, dos equipos que no han comenzado bien la temporada se daban cita, Crystal Palace que con tres puntos está cerca de ser el farolillo rojo de la categoría, mientras que el Fulham de Martin Jol no anda en su mejor momento, al borde del descenso con siete puntos. Para cualquiera de los dos conjuntos el partido se antojaba como fundamental en busca de aire y tranquilidad.

fulham-happy-jolEl partido comenzó con mucha actividad por parte de ambos conjuntos que se lanzaron hacia las porterías contrarias en busca de un gol que permitiera afrontar con tranquilidad los minutos que estaban por llegar. Fueron los locales los primeros en levantar a sus aficionados de las butacas, un centro desde la parte izquierda lo remataba en el área pequeña Mariappa poniendo el primer gol en el casillero. Corría el minuto 7 y el partido se ponía de cara para los locales que cedieron el balón y se dedicaron a defender y salir a la contra.

Poco duró la alegría para los locales cuando en el minuto 19 un pase desde 30 metros lo controlaba con el pecho Kasami, sin dejar que el balón botara éste lo engancho desde un costado del área dibujando una maravillosa parábola imposible para el portero. Posiblemente uno de los mejores goles del año, un gol tan bonito como doloroso para el Crystal Palace que se vino abajo con el mazazo. El partido se atascó con el empate, los locales fueron a menos, y el Fulham con el control del balón eran incapaces de dar ritmo al partido. Fueron 25 minutos de autentico sopor, sin ocasiones y con apenas nada que destacar. Cuando ya se firmaban las tablas, una falta botada desde la frontal a falta de un minuto para que finalizará la primera mitad, se estrellaba en la barrera, el rebote lo enganchó Sidwell que envió un autentico misil hacia la portería de Speroni que de nuevo veía como el balón hacia la red sin que él pudiera hacer nada.

La segunda mitad comenzó con más ritmo, ambos conjuntos realizaron un cambio, por parte del Fulham entró Amorebieta por el lesionado Hangeland, mientras que el Crystal Palace cambió al español Campaña por Thomas. La primera gran ocasiones de estos 45 minutos estuvo en las botas de Bent, su remate marcho por centímetros cuando todos cantaban ya el tercer tanto. Sin que apenas los locales pudieran reaccionar el Fulham botó un córner, Berbatov que remató con una gran maestría a pesar de los múltiples agarrones. El gol cayó como una losa sobre los jugadores del club londinense. En el minuto 55 Senderos se encargó de acabar de hundir al Crystal Palace, de nuevo en un córner, el balón fue hacia el segundo palo, donde estaba el suizo completamente solo para rematar de forma acrobática, Speroni estuvo a nada de salvar el gol pero finalmente no pudo sacar el balón.

Ahí se acabó el partido, los visitantes con una buena renta se dedicaron a disfrutar del momento, tocando el balón a placer ante un rival que para entonces estaba tan noqueado que era incapaz de robar, y cuando gozaba de la posesión las ideas no fluían. Pasaron los minutos, los locales disfrutaron de varios remates pero nunca crearon verdadero peligro en la portería de Stekelenburg. Fue Kasami el que de nuevo dio el susto y a punto estuvo de poner el quinto, pero el balón se fue fuera por poco.

El partido finalizó sin sorpresas, el Fulham acabó imponiéndose claramente ante un Crystal que se mostró como un equipo plano, sin una idea clara de cómo afrontar el encuentro. Claramente son tres puntos que van a dar mucha confianza al Fulham para posicionarse en una zona tranquila, mientras que el Crystal Palace mostró su clara candidatura al descenso.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.