Torres conquista Alemania

Contundente victoria del Chelsea en casa del Schalke por 0-3 colocándose líderes de su grupo

El Chelsea llegaba a Gelserkirchen con la obligación de ganar tras el inesperado pinchazo en el primer partido contra el Basilea en Londres. El estadio y el ambiente que se vive en el templo del Schalke ha sido conocido por todos los aficionados al fútbol en los últimos años a raíz del fichaje de Raúl González por el equipo germano.

Mourinho, consciente de la dificultad que supone jugar el Veltins-Arena, decidió apostar por sus hombres más rápidos con la intención de no usar más de tres toques para llegar a la portería alemana, filosofía a la que nos tiene acostumbrado el entrenador luso allí por donde ha pasado. Un 4-2-3-1 con Ramires como medio centro acompañado por Lampard. El equipo londinense dejaban claras sus intenciones de ir al ataque desde el primer momento evitando el jugador de corte defensivo en el centro del campo. Arriba, Schurrle, Oscar y Hazard serían los encargados de ayudar a Torres en la tarea del golChelsea - Schalke

Sólo hubo que esperar un minuto para ver la primera acción de peligro del que sería el hombre del partido. Torres  recogió un pase de Oscar provocando el primer saque de esquina del encuentro. Cuatro minutos después y de nuevo en otro saque de esquina, Ivanovic peinó el balón de Lampard y Torres de forma muy avispada esperó libre de marca en el segundo palo para rematar a placer colocando el 0-1.

A partir de este momento el Chelsea comenzó a jugar con un fuego que podía haberles costado un buen disgusto en la primera parte. Este fuego tenía nombre y apellidos: Prince Boateng. El mayor de los hermanos Boateng fue una pesadilla constante tanto por la banda como por el centro de la zaga blue. La falta de un medio centro que ayudase a defender, puso en serios apuros tanto a Azpilicueta, que jugaba en la banda izquierda en sustitución del lesionado Cole, como a Cahill cada vez que el jugador ghanés conducía el balón. Fue el omnipresente Cech quien tuvo que aparecer en varias ocasiones para evitar el empate del conjunto Germano ante la aparente pasividad blue durante el resto de la primera mitad.

La segunda parte comenzó sin cambios pero si con la sensación de que los jugadores no podían arriesgarse a vivir en la línea de fuego con el 0-1 en el marcador. Sólo cuatro minutos pasaron de la segunda parte cuando Torres peinó una falta que puso Lampard a la olla y estrellando el balón en el larguero.  Las gradas del Veltins-Arena enmudecieron cuando aun no se habían colocado en sus asientos tras el descanso. El guión que vendría a continuación era similar al de la primera parte pero con menor sensación de peligro por parte del conjunto alemán. Boateng agotaba sus fuerzas y conseguía sacar de sus casillas a Cahill que se ganó la tarjeta amarilla tras una dura entrada. Fue a partir de aquí donde el capitán Höwedes se echó el equipo a la espalda y en dos ocasiones a balón parado estuvo apunto poner el empate en el marcador.

El Chelsea seguía a lo suyo, conscientes de su situación esperaban pacientemente el momento en que podían matar el partido. Este momento llegaría en el minuto 68 cuando Oscar comandó una gran contra junto a Torres para finalmente poner el balón al madrileño que con exquisita calidad recortó a Hildebran colocando el 0-2 y la tranquilidad para el conjunto londinense. El golpe para los alemanes fue casi definitivo que bajaron los brazos casi en su totalidad, sólo el amor por su afición que empujaron a su equipo durante todo el partido, sirvió para tratar de llegar con cierto peligro sobre la meta de Cech. Fue aquí cuando Mourinho decidió que era hora de sacar el músculo y retiró a Schurrle para que entrase Mikel tratando de cerrar el centro del campo. Sólo Hazard decidió animar los minutos finales del partido cuando en el 88 protagonizó una contra para que finalmente recortase él mismo a Hildegrand colocando el definitivo 0-3 en el marcador.

Con este resultado los blues se colocan como primeros del grupo E empatados a puntos con el Schalke. Los de Londres consiguen la ansiada primera plaza y se permiten poner la totalidad de su mente en el encuentro frente al Manchester City de este fin de semana. Soberbio partido de Torres que da un golpe sobre la mesa en cuanto al debate sobre su titularidad en el Chelsea y la selección española.

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.