El United coge aire en casa del Fulham

Arrollador inicio de partido de los de Moyes que consiguieron tres goles (1-3) en los primeros treinta minutos 

 

Complicada papeleta la que tenía el United si no quería descolgarse de la lucha por la Premier League en casa del Fulham. Los red devils cargados de dudas en su juego llegaban con la obligación de ganar y tratar de devolver la ilusión a los aficionados. Con Valencia de entrada para dar velocidad a la banda y los hombres habituales en las demás posiciones  se planteaba un esquema de 4-4-2 para buscar la victoria.

El Fulham con un arranque de campaña bastante irregular y posicionados con diez puntos en decimocuarto puesto en la clasificación, buscaban acercarse a la tranquilidad media de la tabla para poder pensar en puestos europeos. United

Los primeros golpes vinieron por cuenta de los de Martin Jol, provocando el primer saque de esquina y la primera ocasión clara gracias a Berbatov. Que la balanza no se inclinara para el lado local dependió de una gran actuación de Rafael que rebañó el balón al delantero búlgaro cuando se quedaba sólo ante De Gea. Corriendo el arquero español sacó el balón que cayó en los pies de Van Persie que mandó un espectacular pase a Rooney que se marcó una exquisita jugada individual y un pase de la muerte en el área del Fulham para que Valencia llegando desde atrás marcara a placer. Minuto nueve de partido ya ganaban 0-1.

A partir de este momento comenzó el monólogo del United que arrinconó a los locales en su campo sin posibilidad de reacción.  Diez minutos más tarde tras una pérdida garrafal de Senderos, Van Persie se colocó sólo ante Stekelenburg a quien fusiló sin piedad con su pierna izquierda.  Por si esto fuera poco, un minuto después, Rooney se quiso unir a la fiesta y aprovechó otro buen pase de la muerte de Van Persie para poner el 0-3 en el marcador en tan sólo treinta minutos de partido. A partir de aquí, el resto de la primera el United jugó a placer, sin demasiados problemas para contener al Fulham pero sin buscar en exceso el cuarto gol.

La segunda parte comenzó con un triple cambio por parte del United. Rafael que se lesionó en la primera parte fue sustituido por Smalling. Para apuntalar la defensa y el centro del campo Moyes dio entrada a Fellaini y Kagawa por Evans y Cleverly. La duda estaba en si el Fulham sería capaz de levantar la tremenda losa que tenía encima. Al minuto de la reanudación, el joven jugador suizo Patjim Kasami, decidió coger las riendas de su equipo en el centro del campo y comenzó a crear juego. De sus botas vino la primera gran ocasión de la segunda parte cuando lanzó un duro disparó que se marchó rozando el palo izquierdo de De Gea. El lavado de cara de los locales comenzaba a ser claro que jugaban en campo de los de Moyes, esto suponía adelantar su línea defensiva arriesgándose a una contra demoledora del United.

Corría el tiempo y la presión del Fulham aumentaba sobre la portería visitante. En este momento apareció Kacaniklic que sustituyó a De Jagan y se sacó de la manga un disparo con rosca desde fuera del área aparentemente sin demasiado peligro. Rooney tratando de repeler el disparo del sueco, desvió la trayectoria del balón de forma que De Gea no pudo hacer nada. El Fulham recortaba distancias y se de nuevo en el partido. A partir de aquí los locales seguían intentándolo pero las fuerzas comenzaban a agotarse y el United seguía esperando el momento perfecto para matar el partido. Kacaniklic que se convertía en el hombre más peligroso del encuentro y Darrent Bent  por las bandas, intentaban con sus fuerzas renovadas dar esperanzas al equipo. Fue en una de estas cuando Berbatov que estuvo desaparecido todo el partido, sacó un magnífico centro para la cabeza de Bent que estrelló el balón en el larguero, algo que hubiese puesto los minutos finales muy al rojo vivo.

El United aguantó bien el final y consiguió agarrarse al inicio frenético de la primera mitad para llevarse los tres puntos a Manchester y auparse en la clasificación. El Fulham pagó cara su pasividad en la primera parte y su reacción vino demasiado tarde para conseguir levantar el partido.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.