El City sentencia su pase y el United pincha

Una información de Javier Ruiz Junquera y David Lax Bosch

Manchester City 5-2 CSKA Moscú

Tres goles de Negredo y dos de un fantástico Agüero, que ha completado una primera parte genial, dan el pase a octavos de final al City a falta de dos jornadas. Así, presumiblemente será segundo, ya que el Bayern le saca tres puntos y los ingleses deberían golear en Munich para optar al primer puesto.

Los jugadores del City celebran el primer gol
Los jugadores del City celebran el primer gol

Con Hart de nuevo en el banquillo, todo se puso de cara para los de Pellegrini en el minuto 3. Silva recibía una infracción dentro del área y Agüero anotaba de penalti. El juego de los citizens no era bueno, pero una genialidad del argentino finalizaba con el segundo cuando apenas se llevaban 20 minutos. Negredo marcaría el tercero a la media hora para dejar el partido prácticamente sentenciado. Aún así, en el descuento del primer acto iba a acortar distancias Doumbia.

Pero las dudas no iban a durar mucho. A los cinco minutos del comienzo de la segunda mitad, Negredo marcaba el cuarto y acababa con cualquier esperanza de los rusos, que en el 72 volverían a recortar distancias de la mano, otra vez, de Doumbia. Pero el partido estaba cerrado y, con el tiempo de descuento cumplido, Negredo remataría un centro con la cabeza para establecer su ‘hat-trick’.

Real Sociedad 0-0 Manchester United

El Manchester United se presentaba en Anoeta para afrontar el que iba a ser a priori un partido complicado. La Real Sociedad se jugaba el todo por el todo y todo lo que no fuera ganar acababa con sus ilusiones de pasar de ronda. Por otra parte, conseguir los tres puntos podía ser un gran paso para el conjunto inglés para dejar casi sellado el pase de ronda.

La importancia del partido se percibió desde el comienzo, ambos comenzaron con muchos miedos pero con una idea clara, adueñarse con el centro del campo. Los de Manchester fueron los que se hicieron con el esférico y comenzaron a dominar en el centro del campo, con Fellaini y Giggs, aunque hubo alternancias con una Real Sociedad que quería pero no podía. El primer período terminó con mucha disputa de balón pero sin apenas ocasiones por parte de ninguno de los dos conjuntos.

La segunda mitad comenzó con muchas similitudes a la primera, salvo que la Real Sociedad subió líneas y comenzó a presionar más arriba. Las alternancias en las posesiones eran continuas pero las ideas a partir de tres cuartos de campo no aparecían y ambos equipos estaban atascados. El partido dio un importante vuelco cuando Moyes dio entrada a Van Persie y a Young, el Manchester abrió el campo y comenzaron a llegar las grandes ocasiones. Primero una gran jugada de los visitantes acababa con un balón cruzado que salía de las botas de Young y que Van Persie estrellaba contra el palo con Bravo ya vencido.

Poco después el árbitro señalaba un penalti sobre Young, infracción que solo él apreció. El encargado del lanzamiento de la pena máxima fue de nuevo el holandés Van Persie, que de nuevo se encontraba con el palo. Poco más se pudo ver, los locales se fueron viniendo abajo ante la incapacidad de crear ocasiones y los de Moyes se hicieron con el control del encuentro. Solo la expulsión de Fellaini a falta de un minuto para el final por doble amarilla pudo complicar el partido, pero para aquel entonces la Real había desistido de batir a De Gea.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.