El ciclón “red” borra del mapa al Fulham

Espectacular partido de los chicos de Rodgers (4-0) que masacraron sin piedad al Fulham con un Suárez estelar y con Gerrard -2 asistencias- y Henderson imperiales.

 

Lo que pudimos presenciar todos hoy en Anfield fue simplemente una exhibición. El Liverpool no solo se cree que puede ganar la Premier sino que lo demuestra partido tras partido. El resbalón del Emirates frente al Arsenal ya ha quedado atrás y los hombres de Rodgers volvieron a dar su mejor versión en el terreno de juego. Ya antes de cumplirse el primer minuto de juego, Agger remataba fuera por poco. Pero fue Henderson quien tomó las riendas del encuentro a la perfección, no solo atacando, también ejerciendo de director de una orquesta con unos músicos muy muy buenos. El balón tenía un claro dueño y no parecía que el guión fuese a cambiar. El único disparo realizado por el Fulham en la primera parte fue un buen tiro de Kasami que Johnson desvió a córner. 

El primer gol del Liverpool no tardó demasiado en llegar. En el 22′, Gerrard sacó majestuosamente una falta. El balón iba directo a la cabeza de Luís Suárez, que comenzaba a crear el peligro que estamos acostumbrados a ver por su parte. Finalmente el balón no llegó al uruguayo sino que Amorebieta, el jugador venezolano ex del Athletic de Bilbao, desvió a su propia portería. Como un tiburón que huele la sangre, el Liverpool subió de revoluciones su estampida ofensiva y poco tiempo después, en el 25′, otro saque a balón parado encontró esta vez a Martin Skrtel, que remató duro. La pizarra le funcionó muy bien a Rodgers, que durante todo el partido buscó hacer daño con este tipo de jugadas. El Fulham comenzó a pedir la hora tras el gol del eslovaco. En el 29′ Coutinho pudo marcar uno de los goles del año de no ser por la excelente atajada del portero holandés Martin Stekelenburg.

Con todos los jugadores del frente de ataque red en su punto más álgido, las ocasiones llegaban de todos los colores y por parte de todos los jugadores: Sturridge,Coutinho,Gerrard,Johnson… y Suárez. El uruguayo marcó el tercer gol tras un pase para guardar de, como no, Jordan Henderson. La velocidad del “7” red dejó sentada a la dupla Senderos-Amorebieta, que vieron de espectadores de lujo el tanto del charrua, imparable para Stekelenburg. La segunda mitad fue idéntica a la primera, con el Liverpool en la quinta marcha y el Fulham completamente noqueado, que solo encajaba golpes. En el 53′ una gran jugada de los reds terminó en el cuarto gol local, segundo en la cuenta particular del charrúa. Henderson recuperó una pelota en la banda. Este se la dejó a Gerrard, que con mucha clase le sirvió un balón de 15 metros a Suárez que no dudó en volver a ejecutar al meta holandés. Ya son 8 goles y 3 asistencias en 6 partidos.

El partido bajó de revoluciones porque los reds quisieron sino la paliza pudo haber sido mayor. El Liverpool se postula como otro candidato a la Premier. Rodgers ha devuelto la gloria a Anfield. Y el buen fútbol y los goles.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.