Pegada de campeón

El día en que Ramsey volvía a la que fue su casa, consigue un doblete que destroza a su ex equipo y hace al Arsenal más líder de la Premier League.Con esta victoria, el equipo entrenado por Wenger se consolida en lo más alto de la tabla, a la espera de lo que hagan sus rivales.

El Arsenal saltó al  Cardiff City Stadium con la intención de mantener el liderato de la Premier League. Tal era la disposición de los hombres de Wenger, que en el primer minuto ya pudo adelantarse en el marcador, con un buen disparo de Wilshere a la escuadra.

En el minuto 9, los de Malky Mackay pudieron empatar el choque, en un buen cabezazo de Campbell, que salió desviado por muy poco. El ataque del Cardiff se limitaba a esperar al Arsenal y salir rápido a la contra.

1859915

Al cuarto de hora del partido se produce la jugada curiosa del partido. Giroud recibe un balón solo ante el meta Marshall, sin embargo, el delantero francés pensó que estaba en fuera de juego y no remató a portería, desperdiciando una clara ocasión. El partido estaba controlado en todo momento por el Arsenal, aunque sin muchas ocasiones de gol.

A la media hora del encuentro, este dominio iba tener su recompensa en el electrónico. Tras unas buena jugada del ataque del equipo de Wenger, Ozil que hasta el momento había pasado desapercibido en el encuentro, coloca un buen centro área, dónde Ramsey con un espléndido remate a la escuadra establecía el 0-1 en el marcador. El centrocampista no quiso celebrar el gol por haber jugado en el Cardiff, gesto que aplaudió la grada.

De ahí al final de los primeros cuarenta y cinco minutos, el Arsenal no iba a pasar apuros para defender el resultado favorable, que le permitía mantener el liderato. Sólo un remate de Mutch en una semi chilena a balón parado, puso en peligro la portería defendida por Szczesny.

El segundo tiempo comenzó por los mismos derroteros del inicio del encuentro. En esta ocasión de poner más tierra de por medio fue para Giroud. El Arsenal quería implantar un ritmo fuerte para evitar que el Cardiff se le subiese a las barbas.

Sin embargo, esto fue un espejismo. A partir de ese momento, los de Wenger desaparecieron del partido, debido a que los locales adelantaron sus líneas, provocando que los `gunners´ recularan. El peligro del equipo galés llegaba sobre todo a través de disparos lejanos y jugadas a balón parado.

El técnico Mackay decidió mover ficha en el minuto 65 del partido. Optó por meter a Odemwingie por Campbell,

El cambio del francés fue clave. En una buena jugada ofensiva de los `gunners´, llega a los pies de Ozil quién asiste de manera magistral a Flamini, que remata a bocajarro a Marshall colocando el 0-2 en el marcador. El partido estaba encarrilado a falta de cinco minutos para el final.buscando frescura en el ataque. Por otro lado, Wenger no se quedó atrás y realizó un par de cambios que dejaron ver sus intenciones de amarrar el partido. Sacó del campo a Cazorla y Wilshere por Flamini y Monreal.

Con el Cardiff roto por el segundo gol, llegó el tercero en el descuento del encuentro. De nuevo Ramsey volvía a marcar a su ex equipo, tras una contra que el mismo comenzó. El ex jugador del equipo galés, acabó siendo ovacionado por la que fue hinchada, a pesar de ser el principal verdugo de la derrota de los suyos.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.