Empate justo y golazo en el St. Mary’s Stadium

Buen partido en el St. Mary’s Stadium, ambos conjuntos ofrecieron un gran recital ofensivo, con multitud de ocasiones. Las más claras fueron para los locales pero finalmente el partido acabó en empate (1-1). Lo más destacado el gran gol de Osvaldo que va a ser sin duda uno de los goles del año.

Ba5eShuCQAARvLqNinguno de los dos equipos llegaba con buenas sensaciones al encuentro, el City irregular desde inicio de la competición y el Southampton con pinchazos en los últimos encuentros, dejaba al azar cualquier pronostico previo al encuentro. El inicio fue con un ritmo alto y los visitantes no tardaron en imponer su dominio y su poderío en el centro del campo con Yaya y Fernandinho. Mientras que los locales sin amedrentarse esperaban atrás en busca de salir con velocidad a la contra.

Diez minutos tardaron los ‘citizens’ en lograr el primer tanto, jugada por banda izquierda, centro al área de Negredo que sorprende a la defensa que no logran despejar el balón, y Agüero que como suele ser habitual siempre está en el sitio caza el balón con la izquierda y bate de primeras a Gazzaniga que nada podía hacer.

Con la ventaja en el marcador los de Pellegrini cedieron el balón y el dominio para que la iniciativa la llevaran los locales y poder realizar contras en busca de matar el encuentro. Los de Pochettino no estaban por la labor de dejarse cazar y comenzaron ha hacer su juego de combinación aunque poco inquietaron a Pantilimon. Pasada la media hora apareció Shaw desde banda izquierda para poner un balón al área que se paseaba por dentro sin que nadie empujara el balón. Tan solo dos minutos después realizaba una acción similar, pero en esta ocasión Chambers si lograba rematar, aunque lejos de los tres palos.

Comenzaba a sufrir el Manchester City, y finalmente los ‘saints’ lograban lo que llevaban minutos mereciendo. Osvaldo se inventaba una jugada individual desde la izquierda hacia el centro dejaba sentado a Kompany literalmente, se iba de Zabaleta y desde el pico del área ponía el balón con una rosca mortal que hizo imposible la estirada de Pantilimon, el balón tocaba en el larguero antes de introducirse en la portería. La parabola que hace el balón antes de entrar es una autentica maravilla. Así terminaba la primera mitad.

La segunda se inició de forma similar aunque con mucha lucha en el centro del campo por la posesión. Las ocasiones más claras eran para el ‘soton’ . Solo el Kun al inicio cazaba un balón en el área y hacia intervenir al portero que despejaba sin problemas. Osvaldo la tuvo en dos ocasiones para los locales, primero tras una gran jugada de Jay Rodriguez que consigue parar Pantilimon y el rechace lo encuentra el italo-argentino pero la manda a las nubes inexplicablemente. Poco después, de nuevo Osvaldo dentro del área cruzaba el balón en exceso.

Poco más tuvo el partido hasta el final, la lucha en el centro del campo y las continuas perdidas de balón por parte de ambos predominaron en los minutos finales y solo el Kun Agüero pudo haber cambiado el marcador, tras una jugada individual cruzaba demasiado el balón ante Gazzaniga. El empate acabó siendo el resultado justo ya que ambos conjuntos dispusieron de ocasiones para haber marcado más goles.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.