El Arsenal recupera el liderato provisional

Walcott y Podolski dan la vuelta un gol en contra del West Ham (1-3) y se ponen líderes provisionales en la clasificación

El Arsenal celebraba el Boxing Day con su segundo derbi londinense en menos de tres días. Su mente se centraba en recuperar la primera plaza que perdieron el lunes con el empate ante el Chelsea aunque fuese sólo por unas horas, y mantener la vista en lo que ocurriría en Manchester entre el City y el Liverpool. Tras el mal juego desplegado ante los blues, Wenger decidió apostar por Cazorla en el once inicial y evitar el sentimiento de contención con Arteta como medio centro más retrasado acompañado con Ramsey como organizador. El resto del once repetía respecto al partido del lunes.Arsenal WEstham

El West Ham United por su parte recibía al Arsenal en su estadio en una posición muy delicada. Los hammers se encontraban un solo punto por encima del descenso y con la pobre cifra de tres victorias en su casillero. Sam Allardyce daba entrada a su mejor once para tratar de revertir esa situación en un día tan señalado y contra sus vecinos del norte.

Los primeros minutos de intensidad corrieron a cargo del conjunto local. Los centrocampistas buscaban constantemente al extremo inglés Matthew Jarvis, que ganaba la espalda constantemente a Sagna abriendo una grieta por la banda derecha de los gunners. Los centros del extremo llegaban a los pies de Carlton Cole que se topaba constantemente con el gigante Mertesacker que conseguía desbaratar la jugada. El alemán, para muchos el central más en forma de toda la Premier, desesperaría todo la primera parte al atacante del West Ham.

La primera acción de peligro del partido corrió a cargo de Mark Noble. El inglés lanzó una falta con rosca desde la esquina izquierda del área que obligó a realizar una espectacular parada a Szczesny para evitar que el balón se colara por la escuadra. A partir de aquí el Arsenal tomó el mando del partido y el West Ham pasaba a esperar la contra, algo que podía costar caro al abrir las líneas ante la calidad gunner. Walcott tuvo la primera tras un espectacular pase de 30 metros de Ramsey. El inglés a un metro de la portería de Adrián, dudó entre disparar o centrar y desaprovechó la oportunidad. Otro que tuvo varias ocasiones para marcar y las desaprovechó fue Giroud. Arteta estuvo cerca de abrir el marcador con durísimo disparo raso desde treinta metros y que se marchó rozando el palo izquierdo del meta español. Parecía extraño que al final de la primera parte no hubiera goles en Upton Park.

La segunda parte podía acontecer que el guión sería prácticamente igual que al final de la primera mitad, con el Arsenal dominando y el West Ham esperando su oportunidad. Fue aquí, cuando los espectadores apenas se habían sentado para ver la segunda parte cuando C. Cole aprovechó un mal despeje de Szczesny para rematar a placer y llevar la alegría a la grada. La cara se le cambió a Wenger y al Arsenal. A partir de aquí siguieron una sucesión de minutos en los que los gunners desaparecieron del partido. La pareja de Joe Cole junto a Carlton Cole gracias a las subidas por la banda de Rat, pusieron en muchísimos apuros a la zaga visitante que estuvo en varias ocasiones más cerca de encajar el segundo que de empatar el partido.

Por si esto fuera poco, la única ocasión buena del Arsenal en estos minutos fue desbaratada por Adrián que se convertía en otro de los protagonistas del partido. Para más mala fortuna, o buena según se vea el resultado, Ramsey se marchó lesionado y Wenger decidió jugársela dejando sólo a Arteta y dando entrada a Podolski para buscar el gol junto a Giroud. El Arsenal entró de nuevo en el partido y el premio llegó en el 68’ por medio de Walcott que lanzó un disparo que se coló entre las piernas de Adrián. La entrada de Podolski resultó una pesadilla para la defensa local y de sus botas salió un bonito pase a la cabeza de Walcott que puso el 1-2 dando la vuelta al partido y trayendo la lógica a Upton Park.

A partir de aquí el Arsenal se desató y jugó a placer el resto en el campo del West Ham. Fue en una de esas ocasiones cuando Giroud bajó el balón con el pecho para que Podolski, el verdadero héroe de este partido, fusilara a Adrián y redondeara unos minutos perfectos.  La duda de si el famoso doble pivote Arteta-Ramsey es realmente la mejor opción para el juego del Arsenal saltaría de nuevo a la palestra para los aficionados durante la próxima semana.

Así pues el Arsenal recupera la plaza a expensas de lo que ocurra en el Etihad entre el City y el Liverpool, en un partido donde estuvieron contra las cuerdas en varios tramos del encuentro. El West Ham no puede celebrar su Boxing Day que tantas alegrías les había dado los últimos años y espera un pinchazo de los de abajo para no entrar en puestos de descenso.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.