El Sunderland golpea primero en la Capital One Cup

Victoria del Sunderland sobre el Manchester United (2-1) en el partido de ida de la semifinal de la Capital One Cup. El balón parado fue clave en el partido, de un saque de falta vino el gol de Giggs en propia puerta, en un saque de esquina empató Vidic y fue un penalty el que acabó por decantar el encuentro, transformado por Borini.

BdaIOcjIUAAkcfYSunderland y Manchester United afrontaban el encuentro en el Stadium of Ligth como un clavo ardiendo al que agarrarse después de la mala temporada que ambos conjuntos están realizando en la Premier League. El Sunderland en descenso, le espera una larga temporada con mucho sufrimiento, por lo que estar a dos partidos de una final suponía un extra importante. Para los de Moyes el partido se encaraba a vida o muerte, tras la mala clasificación y ser eliminados de la FA Cup solo ésta competición puede hacer que no cierren el año en blanco.

Durante los primeros 45 minutos se vio la importancia del encuentro ninguno de los dos estuvo cómodo con el balón cediéndolo al rival para que tomara la iniciativa. Continuas pérdidas de balón por parte de ambos es lo que más se vio, poco a poco el United tuvo que tomó galones y comenzó a merodear el área de Mannone aunque sin apenas crear peligro.

Solo Giggs pudo haber cambiado el marcador cuando se inventó un disparo desde la frontal que tras tocar en un defensa acababa estrellándose en el larguero. Fue lo más destacable de los primeros 45 minutos, pero el árbitro dio un minuto más de añadido que resulto catastrófico para los de Manchester. Larsson botaba una falta al segundo palo, el balón fue cabeceado al corazón del área donde Bardsley entró con todo para meter el balón dentro de la portería aunque finalmente fue Giggs el último en tocar. Jarro de agua sobre la cabeza de los chicos de Moyes que acto seguido tomaban el camino a los vestuarios con un resultado adverso sin haber sido merecedores de ello.

La segunda mitad comenzó igual que lo que habíamos visto en la primera, poco fútbol y mucha lucha en el centro del campo. Poyet dio entrada a Johnson por Giaccherini y el Sunderland mejoró mucho ofensivamente ganando en profundidad. Mientras los ‘red devils’ eran incapaces de generar ocasiones. Cleverley y Carrick apenas conectaban con Giggs, mientras que Welbeck fue una isla durante todo el partido sin apenas aparecer.

Pero de nuevo el balón parado fue protagonista, Janujaz ponía un saque de esquina al segundo palo y ahí sobre toda la defensa aparecía Vidic para marcar el gol del empate con un imponente testarazo.

Con el empate el United quiso ir a por más y comenzaron a llegar balones al área de Mannone aunque como ya pasara en la primera mitad, el portero apenas tuvo que intervenir. Janujaz fue el que más lo intentó sobretodo con disparos desde la frontal pero no estuvo acertado en ninguno de los múltiples intentos. Cuando mejor estaban los de Moyes, Johnson, el jugador más incisivo en ataque, se inventó una jugada individual por la derecha y cuando justo se internaba en el área se dejaba caer ante el ligero contacto de Cleverley. El árbitro dudo un instante pero acabó señalando el punto fatídico, muy desacertadamente. Borini fue el encargado del lanzamiento, y no erró dando la ventaja para los locales.

Con la ventaja Poyet hizo que los suyos se encerraran y se dedicaran a defender y evitar que el United hilvanara jugadas en el centro del campo, no le fue muy difícil puesto que los visitantes apenas crearon peligro cuando tenían más huecos, así que con todo el equipo junto solo lograron varios disparos desde la frontal que acabaron en las gradas.

La primera semifinal se decidirá en Old Trafford, aunque el resultado es ventajoso para los locales, los ‘red devils’ se bastarían de lograr un solo tanto y no encajar, aunque actualmente no parece tarea fácil.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.