Cabaye hunde al West Ham y a Allardyce

Gran primera parte de los de Pardew que destrozaron totalmente al West Ham (1-3). El Newcastle con un gran Cabaye dominó gran parte del encuentro y dispuso de grandes ocasiones. Los goles fueron obra de Remy y un doblete del mejor del encuentro, Cabaye. Cole recortó distancias y los ‘hammers’ dispusieron de ocasiones, pero no supieron transformarlas.

Bd8psWFIQAAM2ReSegundos después de que el árbitro pitara el inicio del encuentro ya se vieron las intenciones del Newcastle: apretar arriba y tener la posesión de balón. Este era el guion que proponía Pardew, y funcionó. Las ocasiones del las ‘urracas’ no tardaron en llegar, sobre todo nacidas de las botas de Cabaye, que marcaba el ritmo en el centro del campo, y los continuos remates de Remy.

Tan solo 16 minutos necesitaron los visitantes para dejar en evidencia a los de Allardyce. Cabaye, que estaba siendo el mejor, se encargó de hacer los honores: jugada individual de Gouffran que cede en el borde del área para que el francés con un sutil golpeo con el interior la pusiera lejos del alcance de Adrián. Los locales, lejos de reaccionar, siguieron mostrando debilidades en defensa, con lo que las ocasiones del Newcastle, aunque no muy claras, seguían llegando.

Corría el minuto 33 con unos ‘hammers’ totalmente desaparecidos, incapaces de llegar con claridad a la portería de Krul, cuando Sissoko desde la derecha centraba al área, los centrales no medían bien, y Remy con toda la tranquilidad bajaba el balón con el pecho y tocaba ligeramente ante la salida desesperada del portero español. Con la ventaja de dos tantos y el dominio del balón, el partido se ponía muy cuesta arriba para el West Ham, pero, cosas del fútbol, en el último minuto de la primera mitad Cole aprovechaba un barullo en el área para coger un balón muy cerca de la portería y reducir la ventaja visitante.

La segunda mitad fue muy diferente. Cambió la dinámica gracias a un West Ham mucho más ofensivo que se hizo con la posesión del esférico, y comenzaron a llegar las ocasiones. Dispusieron de dos oportunidades clarísimas: una en las botas de Cole, que recibió un pase raso desde la derecha y solo, cuando ya no tenía a nadie por delante, remató fuera para desesperación de todos los seguidores. Ya cuando tan solo restaban quince minutos para el final, Carroll fue el que pudo empatar. De nuevo un centro desde la derecha lo desviaba un defensor y el balón lo remataba el delantero con muy mala precisión enviándolo a las nubes.

Cuando más méritos estaban haciendo los ‘hammers’ la pelota no quiso entrar, todo lo contrario de lo que había sucedido en la primera mitad cuando anotaron el gol. La puntilla al partido no la podía poner otro que no fuera Cabaye. Libre directo en la frontal que el mediocentro lanzó magistralmente, consiguió tocarla Adrián, acabó estrellándose en el palo y el rebote introdujo el balón en la portería. Con el gol el partido finalizaba.

El Newcastle hizo muchos más méritos que el West Ham a pesar de que pudieron haber empatado los locales. Las ‘urracas’ siguen en muy buena posición, mientras que esta derrota deja muy tocado a Allardyce, con el equipo al borde del descenso.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.