Eto’o fulmina las esperanzas del United

El delantero camerunés logró con tres zarpazos (3-1) liquidar a un United que sólo existió durante el inicio de la primera mitad

 

Tocaba uno de los grandes “clásicos” en Stamford Bridge. Chelsea contra Manchester United dos equipos, dos situaciones. Había mucha tela que cortar, algo que se han encargado los tabloides ingleses de desmenuzar durante toda la semana en ambos equipos. Por un lado el Chelsea, con la reciente reincorporación de un viejo conocido de la casa blue, el serbio Nemanja Matic que ya militó en el Bridge hace varias temporadas y que formó parte de la operación de abaratamiento de David Luiz con el Benfica. El medio centro ha conseguido una evolución espectacular estos dos últimos años que por supuesto no ha pasado desapercibida para el Chelsea y para Mourinho que decidió pagar lo que fuese necesario por el jugador. Como el mismo aclaró ante la prensa: “tenía varias ofertas… pero Mourinho, es Mourinho”. Curioso que para este partido el propio David Luiz comenzase de medio centro, posición natural del serbio.Etoo

Con 46 puntos y en tercera posición, el Chelsea buscaba otra victoria para seguir luchando con City y Arsenal y poder alejarse un poco más del Liverpool tras su tropiezo del día anterior. Para ello y con todo, el luso planteaba el once con Cech en portería, Ivanovic, Cahill, Terry y Azpilicueta en defensa, David Luiz como medio centro acompañado de Ramires por detrás de Hazard, Oscar, William y Etoo en detrimento de Torres. Añadir que si el Chelsea ganaba, sería la victoria número cien de Mou en la Premier League. 

El Manchester United llegaba a Londres con su inusual situación y con la soga al cuello. Séptimos y a 9 puntos del Chelsea. Aunque nadie duda de que Moyes es un entrenador para muchos años, sería de necios negar que otro tropiezo supondría una casi total pérdida de la Premier y los reds deberían conformarse con no descolgarse de los puestos de Champions. La situación del equipo tampoco acompañaba. Sin Van Persie ni Rooney Moyes planteó un once tratando de potenciar el juego por las bandas buscando Wellbeck para la finalización. Con De Gea en portería, Rafael, Evans, Vidic y Evra en defensa, Carrick con Jones en la sala de máquinas por detrás de Valencia y Young pegados a la línea de cal con Januzaj en la media punta por detrás de Wellbeck. Estos eran los elegidos que tratarían de tomar el fortín del Bridge y engancharse a la lucha por la premier.

El balón comenzó a rodar y el United salió a morder al Chelsea. Presión asfixiante sobre los blues que se vieron obligados a despejar a base de pelotazos las acometidas de los devils. Las subidas de Evra por la banda izquierda apoyada por Young ponían en serios apuros a Ivanovic que necesitaba de la cobertura de David Luiz para poder frenar los ataques. Pero sin duda fue Januzaj el que más peligro ocasionaba entre líneas a los blues. El joven mediapunta rompía una y otra vez por el centro a la defensa del Chelsea sin que Wellbeck pudiese aprovechar tal ventaja.

El Chelsea se limitaba a achicar balones y tratar de subir el balón por medio de William, Oscar y Ramires. Fue en una de estas cuando el balón llegó a los pies de Eto’o que sacó un disparo desde la parte derecha del área grande y que golpeó en la pierna de un jugador del United haciendo que el balón hiciese una parábola perfecta que superó a De Gea colocando un no demasiado justo 1-0 en el marcador. Esto enfrió totalmente al United que bajó la velocidad considerablemente y el Chelsea encontró su sitio en el centro del campo. Sólo los antes mencionados Januzaj y Evra, lograban llevar peligro al área de Cech.mou

El Chelsea jugaba a lo suyo, con sus habituales transiciones de juego logrando colocar el balón en el área contraria con no más de 3 toques. Fue en una de estas cuando estuvieron apunto de hacer uno de los goles de la jornada. William recuperó el balón en su campo y lo subió hasta el área donde encontró a Hazard. El belga conectó con Eto’o que puso un precioso balón bombeado a Oscar que trató de finalizar con una chilena que se marchó fuera. El United devolvió el golpe por medio de su mejor jugador. Januzaj realizó una gran jugada individual poniendo un pase de la muerte para Wellbeck, Azpilicueta evitó un fuerte disparo del delantero anticipándose al jugador. Todo el United junto a Moyes pidieron penalti pero Phil Dowd no lo consideró oportuno. Cuando la primera parte agonizaba Ramires recuperó un balón tras un saque de esquina del Chelsea y se la cedió en la banda a Cahill que puso un pase de la muerte ante la pasividad de la defensa del United que vio como el balón llegaba hasta Eto’o que remataba a placer. Segundo gol del camerunés y principio del fin del United en este partido. Moyes

Tras la reanudación todo el mundo se preguntaba si el United, por nombre y por historia sería capaz de sobreponerse a esta situación y marcar un gol tempranero que los metiese en el partido. Nada más lejos de la realidad. El Chelsea, aunque sin demasiado control con el balón, lograba destruir con un gran David Luiz como mediocentro cualquier intentona de los devils. Eto’o, que parecía incansable logró forzar un saque de esquina que logró rematar Cahill y que obligó a realizar a De Gea una parada de forma instintiva. No logró despejar bien el español y Eto’o aprovechó el rechace para firmar el hat trick. Nunca en la historia del Chelsea un jugador había logrado marcar tres goles al United, la alegría de jugadores luso y afición era merecida.

El United definitivamente abandonó el partido y a partir de aquí lo vistoso se vivió en las gradas con la afición blue entonando cánticos. Cech estuvo apunto de ser otro de los nombres del partido cuando tras una cesión de Ivanovic el portero se lio con el balón en los pies y tuvo que regatear a Chicharito que a punto estuvo de robar el balón y meter al United en el partido. A Mourinho casi le da un ataque al corazón. La realización captó una curiosa imagen en el palco en la que aparecía David Beckham con cara de circunstancia, y unos pocos asientos más alejado el propietario del Chelsea en su habitual butaca con una sonrisa de felicidad.

El tiempo fue pasando y en el 78’, Chicharito que había entrado para acompañar a Wellbeck en el ataque consiguió cazar un disparo que se iba fuera y empujó el balón dentro de la portería de Cech. Parece que se animaba el United y Chicharito trataba de alentar a sus compañeros y apunto estuvo de poner el 3-2 en el marcador y cambiar los cánticos festivos por comidas de uñas. En este momento fue cuando el luso consideró como perfecto el hacer debutar con el Chelsea (de nuevo) a su nuevo fichaje. Se retiró William y entro Matic para cerrar definitivamente el centro del campo.tchi

Poco ocurrió de aquí al final y lo poco que ocurrió podía haber no ocurido. Vidic, reflejo de quizá la situación del United, realizó una dura entrada sobre Hazard cumplido ya el tiempo reglamentario en la que no dudó Phil Dowd en mostrar al central la roja directa.

Así pues el Chelsea se mantiene en la lucha con los de arriba consiguiendo solventar una de sus fechas señaladas, Eto’o con sus tres zarpazos logró derribar a un Manchester United que sólo existió al inicio de la primera mitad. Los antaño tan temidos y actuales campeones de la Premier dicen prácticamente adiós al título y veremos con lo que se pueden conformar esta temporada. 

 

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.