Ivanovic tumba el Etihad

El Chelsea fue mejor (0-1) y gracias principalmente a un estelar Hazard, consiguió llevarse los tres puntos del estadio de los citizens

Medio planeta, y quizá un poco más, pendiente de una de esas fechas donde casi puede decidirse un campeonato. Manchester City – Chelsea, el duelo de los petrodólares, el Ruso contra el jeque, “The Special One” contra “El ingeniero”,  el mejor ataque de la Premier contra la mejor defensa. Podemos dar por válido cualquiera de los titulares para adornar la previa, pero sobre el papel, nos encontramos al segundo y tercer clasificado de la tabla con la única intención de recortar su diferencia respecto al actual líder, el Arsenal.

Lo primero que llamó la atención en este partido tras conocer los onces iniciales, fue la disposición de ambos entrenadores por poner mucho músculo en el centro del campo. Pellegrini alineaba a Demichelis junto a Touré mientras que Mourinho ponía de inicio a Matic junto a David Luiz por delante de los centrales. Quien se hiciera con esa zona del campo se llevaría el partido,  eso parecía querer dar a entender los dos entrenadores a todos los espectadores.

El City comenzó sacando y mandando. Tremendos primeros minutos de los locales que tuvo contra las cuerdas al Chelsea que achicaba balones como buenamente podían. En varias ocasiones estuvieron los Citizens muy cerca de ponerse por delante en el marcador gracias principalmente a Yaya Touré. La primera gran ocasión vino gracias a un centro perfecto de Kolarov al que el marfileño no llegó a conectar por milímetros cuando se encontraba en boca de gol. Con ganas de desquitarse de su error, unos minutos después el propio Touré realizó una preciosa jugada individual en el área poniendo un perfecto pase de la muerte para Silva que el canario desaprovechó de forma estrepitosa. El Chelsea sólo lograba acercarse tímidamente con Hazard como único estandarte a la hora de atacar.Ivanovic

Poco a poco la pareja Matic – Luiz comenzaba a no dejar jugar al City por el centro y aquí es donde el Chelsea comenzó a hacerse con el control del partido. Hazard era una continua pesadilla para los laterales que no encontraban forma de pararle cuando internaba entre líneas. El belga bailaba por las bandas y encontró en la izquierda su principal autopista para hacer daño. En una de estas jugadas a la contra, el Chelsea consiguió ponerse en un claro cuatro contra uno con todo delante para marcar. De los cuatro jinetes el elegido para matar fue Ramires quien cuando se encontró sólo ante Hart, optó por cruzarla al palo largo con un disparo raso. El internacional inglés se estiró todo lo que pudo y consiguió rechazar el balón cuando todo el estadio cantaba el primer gol. El rechace cayó a los pies de William que desaprovechó de muy mala manera la ocasión tratando de realizar una muy mala chilena.

El Chelsea era el nuevo dueño del partido y pronto llegaría lo que el City no supo aprovechar. Enésima jugada iniciada por Hazard y tras una serie de rechaces en el área el balón llegó a los pies de Ivanovic que desde la frontal lanzó cañonazo imparable para Hart que no pudo hacer nada pese a su gran estirada. Se convertía el serbio en un héroe totalmente inesperado pero igualmente válido. El City acusó el gol y su falta de acierto borrándose  el resto de la primera parte.

La segunda mitad comenzó con el guión bastante parecido a cómo terminó la anterior. Hazard parecía tocado por la mano de Dios e hizo lo que quiso con Zabaleta, que a buen seguro soñará esta noche con el internacional belga. Matic, Cahill y Eto’o estrellaron tres balones en la madera que hubiesen supuesto la seguridad para los blues y la tranquilidad para un José Mourinho que no paró quieto en todo el partido. Pellegrini trató de revertir la situación quitando a un desdibujado Negredo por Jovetic. A partir de aquí el Chelsea decidió jugársela como si en su cabeza pensasen que uno de esos balones al travesaño hubiese subido al marcador y retrasó varios metros sus líneas dándole alas de nuevo al City. Silva cerca estuvo de empatar el partido tras un libre directo que tuvo que repeler Cech de forma espectacular. A pesar de retrasar sus líneas el Chelsea no es el equipo menos goleado por nada y Mourinho decidió cerrar el centro del campo metiendo a Oscar y Mikel. En este momento el partido quedó totalmente visto para sentencia.Etoo

Hubo tiempo para todo en el partido, entre otras cosas para una preciosa imagen de Eto’o alzando los brazos en memoria de Luis Aragonés, con quien coincidió durante su estancia en el Mallorca.

 

Final y victoria del Chelsea en casa del Etihad donde normalmente los equipos suelen salir goleados. Mourinho ganó la partida a Pellegrini en el centro del campo. Empate a puntos entre los dos con ventaja para los citizens y a dos puntos de distancia respecto del Arsenal. El resto: Eden Hazard.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.