El City se venga del Chelsea y lo echa de la FA Cup

Gran partido de los citizens (2-0) que con este resultado eliminan al conjunto londinense de la FA Cup. Con un buen planteamiento táctico, presión en todo el campo y ataque constante, Pellegrini venció a Mourinho claramente. El Chelsea pecó de indolente en muchas fases del partido, como si la FA Cup no estuviese dentro de sus prioridades esta temporada. Marcaron para los locales Jovetic y Nasri, recién incorporado tras su lesión.

 

Si hace quince días vimos a un Chelsea extramotivado, con ambición y con mucha presencia, hoy pudimos contemplar lo contrario. Esta vez el City aprendió la lección y le planteó un partido como se lo plantearon a ellos. Los skyblues, por mediación de un colosal Yaya Toure y un gran Javi García, apenas dejaron moverse a los hombres de Mourinho. Hoy fueron los centrocampistas locales los que sabotearon todo el juego de creación blue, anulando la zona de tres cuartos londinense con mucha facilidad. Willian, Eto'o y sobre todo Hazard no olieron la pelota durante todo el partido, perdidos en la inmensidad de las líneas defensivas de los chicos de Pellegrini. Los jugadores que a principios de mes fueron anulados con mucha facilidad hoy perforaron la defensa visitante, destacando por encima de todos a un David Silva que consiguió multiplicarse por todas partes, volviendo locos a Matic y a Mikel.

La agresividad de los de Pellegrini se tradujo en una constante ofensiva de su equipo. Hoy Dzeko y Jovetic se disfrazaron de Negredo y Agüero y consiguieron compenetrarse tan bien como el español y el argentino. Jovetic sin ninguna duda es el mejor fichaje de invierno: se asocia, arrastra defensas, dispara desde cualquier posición y se mueve perfectamente entre líneas. El mejor ejemplo fue el gol que marcó, tras un gran pase de Dzeko. El serbio ganó la espalda a los defensas, recogió el pase del bosnio y batió por bajo con facilidad a Cech a los 16 minutos de partido. La primera parte fue un auténtico monólogo citizen, sin opciones para los blues.

La segunda mitad comenzó y vimos como los londinenses trataban de coger las riendas del partido, aunque sin éxito. La eterna presencia tanto de Toure como de García destruyeron cualquier esperanza de empatar para el Chelsea. Volvió Nasri de su lesión tras un mes y medio en dique seco y marcó tras una excelente jugada con Silva, que seguía moviéndose como quería por el área blue. Tras el gol en el 66', el partido fue diluyéndose poco a poco. Los de Mourinho no pudieron levantarse del mazazo del 2-0 y bajaron los brazos, pensando mas en el enfrentamiento contra el Galatasaray que en alcanzar los cuartos de final, algo que si consiguieron los de Pellegrini, que llegan con la moral alta para recibir al Barcelona el martes.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.