El United vence de la mano de Rooney y Van Persie

Buena victoria de los de Moyes (0-2) que sin mostrar un fútbol brillante venció a un Palace que plantó cara. Ambos equipos gozaron del control del partido durante ciertas fases del partido aunque al final la definición de los hombres de arriba del United marcó la diferencia. Los goles fueron de Van Persie de penalti y un auténtico golazo de Rooney por la escuadra de Speroni.

 

El United ganó por inercia. Por aprovechar las que tuvo y por la diferencia de calidad de sus delanteros y de su portero. De Gea cuajó un notable partido, sacando paradas providenciales de la chistera con suma facilidad que tuvieron tanta importancia como los goles de sus compañeros. Hoy Moyes probó con una delantera de lujo, no alineada hasta entonces. La aparición de Rooney, Mata y Januzaj, con Van Persie de referencia, cambió la cara al United, que se le vio más asociativo arriba. Hasta hoy el entrenador escocés nunca había alineado a los tres juntos y con toda seguridad esta será la tónica a partir de ahora. Las incursiones del español y del belga por los costados liberaron a Rooney, que participó en todas las facetas del juego: defensa, creación, presión… el 10 del United fue una completa amenaza para las águilas durante los 90 minutos de partido.

Los de Pullis jugaron su partido, jugando a la contra y achicando los espacios en defensa. A destacar la labor de Ledley y sobre todo de Jedinak, que fue una sombra con Carrick, prácticamente desaparecido. Fellaini volvía también a la titularidad y aunque no jugó de manera sorprendente, recordó por momentos a ese box-to-box que maravilló en el Everton y que estuvo en la agenda de media Europa. Su posición en el campo es más atrás que cuando jugaba en los toffees, pero su manera de jugar fue la misma. Mucha presencia en defensa y en ataque. Durante la primera mitad los red devils gozaron de las mejores ocasiones, con un centro-chut de Rooney al larguero y una gran jugada entre Mata y el propio Fellaini que el belga, con toda la portería para fusilar a Speroni, mandó directamente fuera. Los primeros compases del segundo tiempo comenzaron de manera frenética para los locales, que estuvieron a punto de adelantarse en el marcador de no ser por la espléndida parada de De Gea a un tiro ajustado de Puncheon.

Pero en el 60' todo cambió. Tras una buena jugada de Evra, el internacional francés fue derribado claramente en el área por Chamakh, decretando el colegiado la pena máxima. Van Persie, que había buscado el gol sin fortuna durante una hora, consiguió el ansiado premio y permitió a Moyes respirar tranquilo. Poco tiempo después, en el 69', Evra volvería a ser protagonista, dando una asistencia para que Rooney, con un golazo, pusiese el 0-2. El remate del mediapunta inglés fue totalmente una delicatessen, una volea que clavó con una mezcla exacta de precisión y potencia en la escuadra de Speroni. Tras el tanto, el United fue durmiendo el partido poco a poco hasta que finalizó. Victoria balsámica para los de Manchester en Selhurst Park, que se ponen por delante del Everton tras su derrota contra el Chelsea y a cinco puntos de Europa. 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.