El Arsenal suma otra debacle más en Stamford Bridge

El Chelsea se paseó (6-0) en un partido que ya tenía decidido en el primer cuarto de hora tras los goles de Eto'o, Schurrle y Hazard y la expulsión de Gibbs. Después dos tantos de Oscar y uno de Salah redondearon otra abultada derrota del Arsenal, que ya cayó goleado contra el City y el Liverpool y que queda muy dañado de cara a la lucha por el título

La lucha por la Premier empieza a ser una quimera para el Arsenal tras su escandalosa derrota en Stamford Bridge, la tercera debacle de la temporada para los de Wenger. Un Wenger que por cierto cumplía mil partidos. El resultado, mientras, vuelve a dejar en evidencia a un equipo que en ningún momento ha mostrado intensidad, concentración ni hambre como para llevarse la victoria del feudo 'blue'.

Sin embargo, la primera fue para los 'gunners'. A los pocos minutos, Cech le sacó con maestría un disparo raso a Giroud en la que sería prácticamente su única intervención de relevancia en el partido. Acto seguido le tocó a Eto'o, que no perdonó dentro del área para estrenar el marcador. Y sin tiempo para asumirlo, Schurrle cogía el balón en la frontal y subía el segundo.

Todo recordaba mucho a Anfield, donde el Arsenal también fue vapuleado en los primeros minutos. Y así fue también en el Bridge, donde Oxlade-Chamberlain decidió hacer de portero y con una gran palomita desvió un balón que iba dentro. Claro, penalti y expulsión… para Gibbs. Se equivocó el colegiado a la hora de señalar al improvisado guardameta. El que no erró fue Hazard, que certificó el castigo con el tercer gol.

Minuto 16 y el panorama ya era desolador para Wenger y sus chicos. Tres abajo y con uno menos los restantes 74 minutos. Y los 'blues' no tuvieron piedad y se empeñaron en convertir a Szczesny en el mejor jugador del Arsenal. El portero -real- aguantó la goleada hasta el 41, cuando Torres se internó en el área y sirvió para que Oscar anotara el cuarto a placer.

Y la segunda mitad no fue muy diferente. Con los 'gunners' totalmente idos del partido, apenas inquietando con alguna acción de Cazorla o Giroud, Oscar firmó el doblete y puso toda una 'manita' en la cara de Arsene Wenger, que hoy cumplía su partido mil. Nada más marcar, Oscar dejaba el campo para dar entrada a Salah. El ex del Basilea fue "llegar y besar el santo", ya que en su primera aparición anotó el sexto tras batir al meta visitante por bajo.

Seis goles. Todo un set en blanco que deja casi fuera de la lucha por la Premier League al Arsenal y que sirve para que Mourinho -que nunca ha perdido contra Wenger- dé un golpe en la mesa y se confirme como claro favorito a ganar la competición casera.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.