Chelsea gana sin forzar la máquina

Cómoda victoria del Chelsea (3-0) en Stamford Bridge ante un Stoke desaparecido durante los noventa minutos. Mohamed Salah se encargó de abrir el marcador. Frank Lampard hizo el segundo tras aprovechar el rechazo después de fallar el penalti y cerró la goleada Willian con un golpeo precioso. Chelsea se encarama al liderato a la espera de Liverpool y City. 

che

No era un partido fácil para el Chelsea. La derrota del pasado miércoles frente al PSG había mermado en el entorno de los jugadores, más cuando su entrenador, José Mourinho, señaló a la mala actitud defensiva de algunos integrantes. Cualquier resultado más allá de no sumar los tres puntos era un fracaso para el Chelsea. Seguir peleando por la Premier estaba en juego.

Partido bastante frío en el inicio. Chelsea dominaba el balón –como toda la primera mitad-, llevando Matic el timón del equipo e intentando salir vertical y rápido después de robar el balón al Stoke. La primera oportunidad llegaría tras una muy buena presión del Chelsea, el balón caia a Fernando Torres, quién lanzó un disparo ajustado que se perdía por la derecha de la portería defendida por Begovic. No tuvo más el Chelsea en los primeros 25 minutos, hasta ahí el partido era igualado. El Stoke se limitaba a tener algo de balón pero sobre todo a las acciones a balón parado.

A partir del ecuador de la primera mitad, Chelsea metió más velocidad al partido y apretaba al rival. Fernando Torres no aprovechó una dejada con el pecho de Pieters a su portero y que a punto estuvo de dar un susto al Stoke. Quién si iba a aprovechar el regalo de su compañero fue Salah. Remató con la zurda un centro raso desde la izquierda de Matic al fondo de la red. Pudo aumentar el resultado el Chelsea si el línea no hubiese levantado el banderín por fuera de juego de Ivanovic, quién había rematado un centro a la red. Con 1-0 se llegaba al descanso.

Mark Hughes dio entrada en el descanso a Adam y Wilkinson en lugar de Cameron y Palacio. Quería un cambio de aires en el equipo, la primera mitad había sido discreta. Sin embargo, poco cambiaba en el Stoke y en el partido en general, como en la primera mitad, el encuentro no tenía ritmo, era frío. Chelsea controlaba y no forzaba, pensando en el trascendental choque del martes en Champions. En el 58, Mourinho dio entrada a Hazard, que en su primera acción condujo el balón con precisión en el área, le dio el balón a Salah y éste se encargó de sacar un penalti. Lampard era el encargado, sin embargo lo falló y tuvo que recoger el rechazo de Begovic para poner el 2-0. El Chelsea seguía el mismo guion y Mourinho decidió sacar a Lampard. Se fue ovacionado por la grada, había hecho un buen encuentro.

El definitivo 3-0 llegaría gracias a una buena conducción de Willian y a un mejor golpeo del brasileño. Disparo precioso ajustado al palo izquierdo de Begovic. El partido deparaba otro apunte: la vuelta de Ashley Cole a los terrenos de juego tras una lesión.

Importante victoria del Chelsea para salvar la imagen del pasado miércoles en Champions y para conseguir moral de cara al partido de vuelta. Además, los ‘blues’ se colocan líderes de la Premier League momentáneamente a la espera de lo que hagan Liverpool y Manchester City.

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.