El Everton aterriza en Europa

Partido igualado (0-1) entre dos equipos que se jugaban gran parte de la temporada en el partido de hoy. Los locales se jugaban la salvación mientras que los visitantes el entrar en puestos de Champions League. El Sunderland plantó cara durante todo el encuentro, pudiendo marcar en várias ocasiones pero no tuvo la fortuna que si tuvieron los de Martínez, que ganaron gracias a un gol de Wes Brown en propia puerta.

 

Superando todas las expectativas, nadie puede negar que el Everton de Roberto Martínez está haciendo historia. Hoy con su victoria en el Stadium of Light le arrebató la cuarta posición al Arsenal. Y eso que el partido de hoy no fue nada fácil. El Sunderland se juega la vida jornada tras jornada y ya son 7 puntos los que le alejan de la salvación. Parece que solo un milagro podrá salvar a Gus Poyet y sus muchachos. Los blackcats salieron a morir y a punto estuvieron de marcar la primera que tuvieron por mediación de Borini, aprovechando la defensa toffee, muy floja hoy. Pocos minutos después, Gerard Deulofeu, uno de los hombres más destacados del partido falló una clarísima tras una contra que bien pudo cedersela a Lukaku, pero el español se hizo un lío y quedó todo en un mero susto para la grada. El ya mencionado Borini tuvo la más clara de la primera mitad, tras aprovechar una salida nefasta de Mannone, que tuvo que salvar Stones en línea de gol. Esta acción le metió el miedo en el cuerpo a los de Liverpool, que se vieron encerrados por un rival que se jugaba la vida.

eve

El descanso llegó en el mejor momento local y Martínez respiró aliviado. Aunque la segunda mitad comenzó con la misma intensidad por parte de los de Poyet. A los cinco minutos de la reanudación, Leighton Baines tuvo que sacar otro remate del Sunderland en línea de gol y dos minutos después Ki pudo romper la igualdad. La defensa visitante sufría con cada ataque de los blackcats y todo parecía indicar que el Sunderland se llevaría los tres puntos. Hasta que apareció Deulofeu. Sin ninguna duda, Marcos Alonso se acordará de este día durante meses. El extremo del Everton le rompió una y otra vez por velocidad y fue una pesadilla constante. Además con la entrada de Barkley, el Everton ganó un plus de calidad en la zona de tres cuartos que cambió las tornas del partido. El Sunderland tuvo que retrasar sus filas y aparecieron metros y metros para que Deulofeu campease a sus anchas. Y vaya si lo hizo. Enésima rutura a Alonso, centro templado con mucha intención al corazón del área y Brown, en el primer palo, fallaba al despejar y lo introducía en su propia portería. A pesar del buen partido de Mannone, sacando incluso un balón a bocajarro a Ross Barkley, nada pudo hacer para evitar el gol de su compañero.

Tras el tanto, el Everton durmió el partido con posesiones largas marca de la casa y aseguró su séptima victoria consecutiva en Premier. Y en zona Champions League, todo un hito. Mientras al Sunderland solo le queda encomendarse a cualquier ser superior que pueda hacerle ganar todo y que sus rivales directos fallen, algo harto difícil. Pero cosas más raras hemos visto en el fútbol.

 

Sunderland: Mannone; Bardsley, O´Shea, Brown, Alonso; Ki, Cattermole, Colback (Larsson,70); Johnson, Borini, Wickham.

Everton: Howard; Coleman, Distin, Stones, Baines; Deulofeu (Mcgeady,78),Barry, McCarthy, Naismith; Osman (Barkley,58); Lukaku.

Gol: Brown P.P (min 75)

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.