Robbie Fowler, el excéntrico ‘Spice Boy’

Robbie Fowler, jugador del Liverpool durante diez años (1992-2001 y 2006-2007), además de ser un prolífico goleador, destacó por una forma de ser excéntrica, dejando varios momentos legendarios en la memoria del fútbol inglés. Se retiró en Tailandia en el 2011 con 36 años, y siempre será un icono para la afición 'red'

Robbie Fowler, desde siempre en la cantera del Liverpool, debutó un 22 de septiembre del 1993 en un partido de la FA Cup anotando un gol contra el Bolton Wanderers. Aquel joven que se estrenó de cara a puerta el día de su debut acabó su estancia en Anfield en el año 2007, tras una solitaria temporada después de un periplo de tres años en el Manchester City. Fowler abandonó por vez definitiva el club de su vida dejando un bagaje anotador que quedará ya en la historia del Liverpool. Detrás de leyendas como Ian Rush o Roger Hunt y por delante de un gigante como Steven Gerrard y un mito como Kenny Dalglish, el ex'9' red es el quinto goleador histórico del mejor club de Inglaterra con 183 tantos en 333 encuentros.

fowler

Fowler, con su personalidad arrolladora, dio nombre, entre otras razones, a los 'Spice Boys'. Su supuesta relación con Emma Bunton, cantante de las 'Spice Girls' (grupo famosísimo en aquel momento) y el talentoso grupo futbolístico que formaba con Jamie Redknapp, David James, Steve McManaman y Jason McAteer, entre otros, fueron suficientes motivos para denominar así a un gran grupo de traviesos futbolistas que no consiguieron gran cosa pero dieron un aire nuevo al club.

Tras varias irregulares campañas, consiguieron la Football League Cup en la campaña 94/95, y participaron en el año 1996 en el nombrado mejor partido de los diez primeros años de existencia de la Premier League como tal ganando al Newcastle por 4-3 (1993-2003). En 1998, el año del debut de un jovencísmo Steven Gerrard, el Liverpool ganó la FA Cup y la Football League Cup con una delantera formada por Fowler y un talentoso y joven Michael Owen.

Pero lo que en el fondo queda como sello personal de la carrera de Fowler no es tanto su actuación en el campo como su comportamiento. Para la historia queda ya una ejemplar conducta digna del mejor manual de juego limpio. En la temporada 1996/97 en un partido contra el Arsenal, Fowler se tiró aprovechando una salida de Seaman a sus pies y, oyendo que el árbitro pitaba penalti, se levantó pidiendo perdón y admitiendo que no lo era. Aun así el árbitro se mantuvo en sus trece y el delantero erró el penalti, marcando McAteer en el rechace. Fowler no lo tiró a fallar, ya que debía cumplir su deber como delantero que es. Recibió el premio al juego limpio de esa campaña.

Eso sí, no todo fueron lindezas. En 2001 en un partido contra el Everton simuló esnifar la línea de cal burlándose de los aficionados 'toffees' que lo acusaban de cocainómano. La UEFA fue dura y lo sancionó con 60.000 libras y cuatro partidos de suspensión.

Fowler tiene el récord de anotar el 'hat-trick' más rápido de la Premier League, al marcarle al Arsenal un triplete en tres minutos en la temporada 1994/95.

Desde la temporada 1995/96 hasta la 2007/08 nadie en el club red hizo más de 20 goles en una sóla campaña (Fernando Torres).

Twitter: @ProyectoPremier @feresbec

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.