Un gol de Danny Rose acerca al Tottenham a la Europa League

El equipo de Londres gana por la mínima en el Britannia Stadium de Stoke-on-Trent y pone presión a un Everton que se ha dejado los tres puntos esta mañana en Southampton para conseguir la quinta plaza.

 

Si las luchas tanto por el título como por el descenso se presumen apasionantes, no será menos la batalla por entrar en plazas europeas. En ella, Tim Sherwood, que ya sabe que no continuará en el cargo la próxima temporada al frente de los Spurs, se ha marcado un objetivo claro: marchar con dignidad y con los deberes hechos. Su misión es dejar al Tottenham clasificado para jugar en Europa y con la victoria de hoy en el Britannia, combinada con la derrota de los toffees esta misma mañana en Southampton, lo tiene todo de cara para conseguir acabar entre los seis primeros. Recordemos que el sexto clasificado de la Premier League irá a la Europa League esta temporada debido a que el Manchester City, equipo Champions, se proclamó campeón de la Capital One Cup. Por debajo, el Manchester United, de ganar, seguiría a cinco puntos de los Spurs, a falta de seis por disputar.

El partido empezó muy abierto con llegadas de ambos conjuntos y con un atento Asmir Begovic, que respondió bien a un centro-chut de Aaron Lennon que llegó envenenado. Steven Ireland y Steve N’zonzi dominaban la pelota para el Stoke y Christian Eriksen conducía los contragolpes de los Spurs, flanqueado por Chadli, muy apagado, y Lennon en las bandas, Paulinho por detrás y Adebayor y el joven Harry Kane más adelantados.

Pero cuando más echaba de menos el Tottenham a Kyle Walker, su lateral derecho titular, llegó por aquella banda una combinación entre Paulinho y Adebayor, y el togolés se deshizo de Greg Whelan, su pareja de baile en aquel instante, tirando un autopase y centrando desde la línea de cal para que Danny Rose, llegando desde atrás, marcara el único gol del partido. Era el minuto 32 y el marcador ya no se movería.

La primera parte acabó con una tarjeta a Naugthon por derribar a un incisivo y maduro Marc Muniesa, primero, y otra para Ryan Shawcross ya en el descuento, que a la postre sería decisiva.

En el arranque de la segunda mitad una dura entrada otra vez de Shawcross dejaba al Stoke con diez y obligaba a Mark Hughes a reestructurar el equipo dando entrada a Erik Pieters por Steven Ireland. A partir de la expulsión, el Tottenham se relajó y el Stoke tuvo el empate en varias ocasiones protagonizadas por Arnautovic y Odemwingie. La más peligrosa, una caída de Arnautovic dentro del área que el árbitro no vio. 

Finalmente, tras una conducción de Younes Kaboul desde la defensa hasta la línea de fondo que pudo acabar con la sentencia, el árbitro pitó el final y el Tottenham respiró tranquilo. Victoria visitante para seguir peleando y el Stoke, que ya no se juega nada, a un partido menos de acabar una buena temporada.

 

Ficha técnica:

 

Gol: 0-1 Rose (min. 32).

Stoke City: Begovic; Cameron, Wilson, Shawcross, Muniesa; Arnautovic, Whelan, Nzonzi, Odemwingie; Ireland (Pieters, min. 54); Crouch (Assaidi, min. 60)

Tottenham Hotspurs: Lloris; Naughton, Dawson, Kaboul, Rose (Fryers, min.68); Lennon (Townsend, min.77), Chadli (Sigurdsson, min. 72), Paulinho, Eriksen; Adebayor, Kane.

Incidencias: Shawcross (Amarillas min. 45 y 51; Roja, min. 51), Naughton (Amarilla min. 43), Rose (Amarilla, min. 64), Arnautovic (Amarilla, min. 90).

 

Twitter: @ProyectoPremier @marcterres

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.