Empate insulso en Stamford Bridge que no sirve a nadie

El conjunto de Jose Mourinho, pese a ser muy superior, no pudo pasar del empate a cero ante un Norwich que ya prácticamente es equipo de Championship y deja respirar a Sunderland y West Bromwich.

 

El cuadro londinense, resignado a no ganar ningún título esta temporada, ha jugado un partido muy frío esta tarde sobretodo en la primera mitad. Salió el Chelsea con la defensa habitual, con Salah y Schürrle en las bandas, y con Matic y Lampard en el medio y Willian un poco más avanzado, dejando solo arriba a Demba Ba como único punta. Tanto la afición como los jugadores sabían de la poca trascendencia del choque y esto se notó en el ambiente enrarecido de Stamford Bridge y se tradujo en el juego. El Chelsea dominó la pelota de forma muy clara pero apenas inquietó la portería defendida por John Ruddy. Un posible penalty a Ba en el arranque y un disparo al palo de André Schürrle fue el pobre bagaje atacante del Chelsea en la primera mitad.

El hecho de que no estuvieran en el once inicial ni Hazard ni David Luiz hizo que las redes sociales ardieran con especulaciones sobre su suplencia por sus comentarios tras la eliminación de la Champions League, pero en el arranque de la segunda parte Jose Mourinho dio entrada a ambos, que dieron un vuelco al partido al menos en intensidad. De las botas de Hazard salieron las mejores jugadas del conjunto blue y por su parte, el brasileño David Luiz protagonizó la mejor ocasión enviando un trallazo al larguero en el minuto 48.

Parecía que el gol del Chelsea era cuestión de minutos pero la férrea defensa del Norwich lo impidió. El equipo de Neil Adams, que supo que era inferior desde el inicio, jugó su partido particular y a punto estuvo de conseguir su difícil objetivo de mantener la categoría en Stamford Bridge. Corría el minuto 70 y Snodgrass, que estuvo un poco lento, encaró a Mark Schwarzer pero Gary Cahill, más rápido, pudo desviar el balón en el último suspiro. El equipo de Carrow Road salió con un once de contención con Elmander, que apenas tocó el balón, sólo arriba. Fue con la entrada de Redmond por el sueco cuando se estiró un poco más el equipo de Neil Adams, pero ni así logró inquietar.

De esta forma, el Norwich prácticamente asegura su descenso a falta de un partido y confirma su pobre temporada. El hecho más relevante del partido para los visitantes ha sido la camiseta de Bradley Johnson, que debido a una hemorragia antes de entrar en el campo, ha disputado la primera mitad sin dorsal ni nombre en la equipación. Una metáfora de un equipo que deambula en las últimas jornadas sin personalidad ni modus operandi alguno.

El que podría haber sido el partido clave para uno de los dos ha acabado siendo el partido de los prácticamente, ya que según las matemáticas ni el Chelsea está descartado por el título ni el Norwich es equipo de Championship, pero pueden respirar tranquilos tanto Sunderland como West Brom, que juegan entre ellos esta semana. Y Liverpool y Manchester City se quedan solos para ofrecernos un final de Premier espectacular.

 

Ficha técnica:

Goles: sin goles

Chelsea: Schwarzer, Ivanovic, Cahill, Terry, Cole, Lampard (David Luiz, min. 45), Matic (Torres, min.72), Salah (Hazard, min. 45), Willian, Schürrle, Ba

Norwich: Ruddy, Martin, Bennett, Turner, Whittaker, Snodgrass, Johnson, Tettey, Howson, Olsson, Elmander (Redmon, min. 69)

Twitter: @ProyectoPremier @marcterres

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.