El Chelsea presenta de forma clara su candidatura al título

Gran inicio de campeonato de los blues que se imponen con claridad y gran juego (1-3) a un buen Burnley  

 

Diez años hace ya desde que aquel portugués que se presentó como “The Special One” comenzaba su andadura en las islas británicas. En esta ocasión el escenario de la presentación no era Stamford Bridge sino el campo del Burnley, un histórico inglés que volvía a la máxima competición inglesa. La primera noticia de la noche vino con la decisión del luso de poner a Thibaut Courtois en portería en detrimento de Petr Cech. El entrenador del Chelsea dejó claro antes del partido que él toma decisiones para un partido y no para toda la temporada dejando abierto el debate en torno a la portería de los bluesCesc

Noche especial también para Diego Costa y Fábregas pues suponía para el primero su estreno en esta competición y el retorno del catalán desde su paso por el Arsenal. Alicientes de sobra para ver este último partido de la jornada inicial en Inglaterra. El inicio del encuentro no tuvo un claro dominador. El Chelsea trataba de imponer su juego ante un buen plantado Burnley que no dejaba espacios. La primera gran ocasión vino por parte del Schurrle. El campeón del mundo logró sacar un duro disparo de la frontal que repelió Duff. Parecía que serían los blues los encargados de abrir el marcador cuando Arfield recogió un rechace en el área del Chelsea y tras un gran control fusiló con una volea a Courtois que no pudo hacer nada. Sorpresa y alegría en la ciudad inglesa que no podían esperar mejor inicio.

Sin embargo los de Londres no tardarían mucho en demostrar la gran diferencia entre ambos conjuntos. Tres minutos después Diego Costa cazó un balón rechazado por el poste tras una carambola que inicio Ivanovic y fusiló sin piedad a Heaton desde atrás trayendo de nuevo el empate al marcador. 17 minutos ha tardado el hispano-brasileño en estrenarse en esta competición con su nuevo equipo. Cesc Fábregas conseguía abrir poco a poco las líneas de los locales gracias en parte a un enorme trabajo silencioso de Matic que no paró de recuperar balones durante todo el partido. Fue aquí cuando decidió aparecer Hazard. El belga dejó sentados a cuatro defensores cediendo el balón a Ivanovic que se la dejó en la frontal a Fábregas que en vez de disparar metió un pase extraordinario para la llegada de Schurrle por la derecha que entró como un relámpago en el área pequeña metiendo el pie y batiendo por segunda vez a Heaton. celebracion

Los blues habían impuesto su juego. El segundo gol del Chelsea había dejado noqueado a los locales que no sabían cómo reaccionar ante la superioridad rival. Fue en un saque de esquina de Fábregas en el 34’ donde apareció un especialista en este tipo de jugadas. El serbio Ivanovic entró desde atrás para fusilar en el área pequeña con el pie derecho poniendo un casi definitivo 1-3 en el marcador. Hasta el final de la primera parte el Chelsea se dedicó a tocar con tranquilidad y el Burnley esperaba su oportunidad para tratar de recortar las distancias. A punto estuvieron los locales de irse al descanso con un solo gol de diferencia cuando Ings le ganó la espalda a Ivanovic pero acabó mandando el balón al lateral de la red cuando tenía todo para batir al arquero belga.Drogba

Muchos espectadores, tanto en el campo como en sus casas, se preguntaban si los de azul eran un equipo de José Mourinho. Llegaron a tener los blues un 77% de la posesión frente al 23% de los Clarets. Gran artífice de todo esto fue el hecho de que Fábregas jugó todo el partido en su posición natural muy lejos de experimentos futbolísticos que no aprovechan en la totalidad las cualidades del ex-jugador azulgrana. Con esta tónica empezó la segunda parte. Los locales no estaban dispuestos a morir así como así en su vuelta a la Premier y fue Arfield quien puso a prueba a Courtois y obligó al belga a realizar una tremenda estirada a mano cambiada cuando gran parte de la grada cantaba el segundo gol para su equipo. A pesar de este aviso el Chelsea siguió dominando el juego a placer y poco a poco fueron bajando el pistón. El Burnley intentaba el juego por alto pero todas las jugadas eran desbaratadas tanto por el espigado arquero del Chelsea como por la dupla Cahill y Terry. Llegó el momento de mover ficha y Mourinho decidió dar entrada a Mikel y Willian para cerrar el campo en detrimento de Schurrle y Oscar y mantener el resultado. Minutos después llegaría otro gran momento de la noche. Didier Drogba volvía a vestir la camiseta de los blues en la Premier League. Fue Hazard quien dejó paso al costa-marfileño haciendo que Costa cayera a la banda izquierda. Tuvo su momento cuando controló de forma magistral un balonazo que venía de muy alto, aunque finalmente su disparo se fue muy desviado.

Primera victoria del equipo Jose Mourinho con muy buenas sensaciones y un buen juego. Cesc comandó todo el juego de los blues siendo el motor central de todas las jugadas. Diecisiete minutos tardó Diego Costa en abrir el marcador dejando claro el porqué es el atacante titular para Mourinho esta temporada. El Burnley se plantó muy bien en el campo pero se vieron superados a los pocos minutos por la calidad blue. Esta no era su batalla.

 

 

Ficha técnica:

Burnley: Heaton, Trippier, Duff, Shackell, Mee, Taylor (Kightly 70), Marney, Jones, Arfield, Ings (Sordell 82), Jutkiewicz (Barnes 70).

Subs: Wallace, Gilks, Long, Dummigan.

 

Goles: Arfield 14.

 

Amonestado: Sordell.

 

Chelsea: Courtois, Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta, Fabregas, Matic, Schurrle (Willian 78), Oscar (Mikel 82), Hazard (Drogba 84), Costa.

Subs: Cech, Luis, Zouma, Torres.

 

Goles: Costa 17, Schurrle 21, Ivanovic 34.

 

Amonestados: Costa.

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.