Demasiado Real Madrid para Anfield

Mal partido de los reds (0-3) que encajan su primera derrota en su historia contra el Real Madrid. El conjunto de Ancelotti no dio opción ninguna a los de Rodgers, que se vieron superados una jugada tras otra. Un doblete de Benzema y el gol número 70 de Cristiano Ronaldo en la Champions relegan a los ingleses a la tercera plaza del grupo B.

No hubo manera. A pesar del gran ambiente al que nos tiene acostumbrados Anfield y a la historia entre ambos equipos (El Real Madrid nunca había ganado al Liverpool, ni siquiera le había marcado un gol) la apisonadora blanca se llevó los tres puntos y rompió el maleficio. Los chicos de Rodgers empezaron muy bien, presionando muy arriba, con un Sterling muy incisivo que perforaba la defensa con cada regate. El Real Madrid no tenía el control del partido, cada salida de balón era una rifa constante que terminaba en los pies de los reds. Hasta que llegó el primer disparo de Cristiano Ronaldo. El portugués fue uno de los jugadores más destacados del partido. Encaraba el partido buscando batir el record de goles en la Champions League (71) en posesión de Raul y se notaba. El gol número 70 del astro de Madeira no tardó en llegar. Jugada magistral entre James y Ronaldo, pared entre ambos que terminó con una picada sublime del colombiano y el portugués, en un alarde de clase, colocó el balón lejos del alcance de Mignolet. Era el minuto 23 y el Liverpool prácticamente perdía el control que tenía del encuentro.

Poco a poco se fueron imponiendo los merengues, destacando la actuación de Isco. Cada balón que recibía el malagueño era peligro de gol. Ya fuese por conducción, dando un pase o regateando, daba igual, era un auténtico puñal. El cántaro iba mucho a la fuente y siete minutos después del primer gol, Kroos ponía un centro exquisito que culminaba Benzema con un regate elegantísimo. 0-2 al minuto 30 y el Liverpool ya daba por perdido el encuentro: Balotelli desparecido, Sterling muy solo y el lateral derecho, Glen Johnson, sufriendo con cada arrancada de Ronaldo o Marcelo. Poco tardaría el Real Madrid en finiquitar el partido, ya que en el minuto 41, tras un corner botado por Kroos, Mignolet fallaba estrepitosamente y le regalaba el balón a Benzema, que conseguía su doblete. El 0-3 fue definitivo, tanto que Balotelli, no sabemos si por admiración o porque sabía que iba a ser cambiado, intercambiaba con Pepe su camiseta. Efectivamente, tras el descanso, su lugar lo ocuparía Lallana.

Los segundos 45 minutos no dieron mucho más de si. El Madrid, pensando en el Clásico, bajó de marcha radicalmente, tan solo para mantener el resultado que le permitía mantener la primera plaza del grupo. El Liverpool lo intentó de todas las maneras, pero siempre se topaba con un Varane imperial o un Arbeloa que estuvo muy serio en defensa. La situación del Liverpool en Champions no es mala, ya que hay un triple empate entre Ludogorets, Basilea y ellos, pero el siguiente partido es en el Bernabeu y mucho ha de mejorar si quiere seguir vivo en Europa. Por lo menos en la Champions.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.