Un empate que sabe a gloria

Manchester United y Chelsea empataron en un encuentro muy disputado (1-1). Drogba puso a los 'blues' por delante en un córner, pero Van Persie igualó a los suyos en el 94' en una jugada a balón parado. Un punto que sabe a gloria para los de Van Gaal

 

Y volvió a ocurrir. Mourinho sufrió un deja vu en Old Trafford en la misma ciudad donde su antiguo pupilo, Frank Lampard, -ahora en las filas del Manchester City– le privó hace unas semanas de otra victoria con un gol en los minutos finales del encuentro. Hoy fue Robin Van Persie el encargado de que el portugués se fuera con cara de póker del estadio con su gol en el último minuto. Hasta entonces la tragedia sobrevolaba de nuevo el templo 'red devil', y Mourinho se frotaba las manos viendo cómo tenían la oportunidad de escaparse más aún al frente de la Premier League, pero el fútbol es cruel, que no por ello injusto.

Drogba celebra el 0-1
Drogba celebra el 0-1

El partido cumplió con las expectativas creadas. Mucha presencia en ambas áreas y poco mediocampismo fue la tónica habitual de un encuentro muy estudiado por ambos técnicos. Van Gaal enredó a Cesc en una tela de araña, y Mourinho vigiló de cerca a Di María con Matic y Filipe Luis, sabedor de lo habilodoso que es su exjugador. Con tales características las ocasiones no tardaron en llegar, pero los porteros demostraron su buen hacer.

Courtois solventó un mano a mano con Van Persie, y De Gea despejó un disparo de Drogba tras un pase de la muerte hacia la frontal del área, aunque las ocasiones más claras llegaron tras el final del primer tiempo, cuando Mata envió a las nubes un pase raso a la frontal en una jugada a balón parado, la forma en que llegaría el gol visitante.

De Gea realizó el paradón de la noche en un uno contra uno con Hazard tras plantarse sólo el extremo belga gracias a una pared con Drogba, pero nada pudo hacer el meta español con el gran testarazo del marfileño en el posterior córner. Los grandes siempre aparecen en las citas importantes, y Drogba no es sólo grande, es una leyenda viviente.

El Chelsea no se vino atrás, aunque relajó su presión y su presencia ofensiva, llevando a cabo ataques seguros y claros, como el protagonizado por Ivanovic en una rapidísima triangulación con Cesc y Willian que acabó con un disparo peligroso que resultó perderse por la línea de banda. En los últimos 20 minutos Mourinho sí que dio órdenes claras de permanecer compactos metiendo a Obi Mikel por Oscar, hecho que se reafirmó con la entrada del central Zouma en el 92, pero una entrada desacertada de Ivanovic que acarreó su expulsión fue el inicio del fin para los de Londres.

Van Persie enloquece con el 1-1
Van Persie enloquece con el 1-1

Último minuto. Última jugada. Di María puso la pelota desde la banda izquierda a balón parado y Fellaini remató con contundencia. Courtois igualó a su homólogo rival con una enorme parada, pero el rechace le cayó a Robin Van Persie. El resto ya lo conocéis.

Los jugadores y aficionados lo celebraron por todo lo alto y Mourinho no se lo podía creer, pero la realidad es que Old Trafford vitoreaba y enloquecía con un empate, demostrando lo necesitados que se encuentran de seguir puntuando, y el Chelsea se retiraba con caras largas habiendo conseguido un valioso punto.

 

Ficha técnica:

Goles: 0-1 Drogba (min. 53); 1-1 Van Persie (min. 94).

MANCHESTER UNITED: De Gea; Rafael, Smalling, Rojo, Shaw; Blind, Fellaini, Januzaj, Di María, Mata (Wilson 67') y Van Persie.

CHELSEA: Courtois; Ivanovic, Cahill, Terry, Filipe Luis; Matic, Fábregas; Willian (Zouma 92'), Oscar (Obi Mikel 67'), Hazard (Schürrle 89'); y Drogba.

 

Twitter: @ProyectoPremier @feresbec

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.