Resumen de la cuarta ronda de la Capital One Cup

La cuarta ronda de la Capital One se desarrolló más o menos según las previsiones de todo el mundo aunque hay que destacar por encima de todo la sorprendente eliminación del Manchester City a manos de un Newcastle que no pasa por sus mejores tiempos y la excelente forma del Bournemouth.

Bournemouth 2-1 WBA: 

Tras endosar un contundente 0-8 al Birmingham el sábado pasado, el Bournemouth seguía teniendo ganas de fiesta y vaya si lo hicieron. Los cherries se adelantaron en el marcador gracias a O'Keane y mantuvieron el control del partido hasta que, desafortunadamente para ellos, Elphick marcaba en su propia portería, empatando para los baggies. Poco le duraría la alegría al West Brom, ya que un minuto después Wilson marcaría el definitivo 2-1.

Liverpool 2-1 Swansea: 

Dos goles prácticamente sobre la bocina de los reds evitaron su eliminación de la Capital One. En un partido muy disputado, ambos conjuntos salieron con unas plantillas conformadas por titulares y jugadores menos habituales, que finalmente no fueron decisivos. Abría el marcador Emmes para los cisnes en los primeros compases de la segunda mitad y cuando parecía que los locales volverían a caer antes de tiempo, apareció Balotelli marcando su segundo gol en 12 partidos para los de Rodgers. Por si fuera poco, a pocos segundos del fin del tiempo reglamentario, otro de los fichajes estrella, Dejan Lovren, marcaba de cabeza tras una espantosa salida de Tremmel, sellando el triunfo y el pase del Liverpool.

Shrewsbury 1-2 Chelsea: 

Un Chelsea con todo suplentes excepto Cahill sufrió más de lo esperado en casa de un cuarta división inglesa. Con Drogba a la cabeza, el Chelsea se hizo dominador del encuentro por momentos, aunque los locales nunca dejaron de luchar. Tras un fallo defensivo, el marfileño (capitán esa noche) marcaba y ponía a los blues por delante aunque en el minuto 77 el Shrewsbury marcaba el empate gracias a Mangan. Los shrews estuvieron durante todo el encuentro aprovechando las jugadas a balón parado, llegando a Cech con demasiada asiduidad aunque el checo resolvió con varios paradones. La intriga subía de revoluciones los corazones de los aficionados de ambos equipos, con ocasiones en ambas porterías. Aunque todo terminó cuando Mourinho decidió introducir la artillería. Con la entrada de Matic, Hazard y Willian, los blues tomaron absoluto control del partido, y fue un centro de este último el que resolvió el partido, siendo Grandison el desafortunado defensa que lo introduciría en su propio arco.

Manchester City 0-2 Newcastle:

La gran sorpresa de la cuarta ronda de la Capital se dio en el Etihad, nadie podía imaginar al inicio del encuentro el desenlace de éste. Apenas habían pasado seis minutos cuando Rolando Aarons hizo saltar las alarmas en Manchester, de nuevo el equipo de Pellegrini volvía a caer, tras estar al borde de la eliminación en Champions League, y con la derrota en Premier, la eliminación en la Capital One Cup crearía muchas dudas sobre el equipo y con el derbi de Manchester a la vuelta de la esquina. El City se adueño del control del encuentro y tuvieron ocasiones, pero las contínuas contras de los de Pardew hicieron que los 'citizens' no pudieran desenvolverse y acorralar al Newcastle. Ya en la segunda mitad y con un City desesperado por no encontrar puerta, Sissoko mató el partido con el segundo y definitivo tanto de la noche. Importante palo para Pellegrini que alineó a muchos titulares y aún así cayó ante un Newcastle plagado de jovenes. La peor noticia no fue la eliminación, la lesión de David Silva que se retiró a los pocos minutos quejandose de la rodilla izquierda puede ser un precio muy caro para los 'citizens'. 

Tottenham 2-0 Brighton:

Los Spurs a priori tenían una eliminatoria fácila ante un equipo de categoría inferior, pero costó desatascar el partido, tanto que se fueron al descanso con el 'cleansheet' (0-0). En la segunda mitad los de Pochettino pusieron una marcha más y con eso fue suficiente para acabar con un Brighton que dio la cara pero no pudo con un equipo en alza como el Tottenham. Primero Lamela, que sigue en estado de gracia, y poco después Kane, matarían el encuentro.

Stoke 2-3 Southampton:

Fue el partido loco de la noche de ayer. Comenzaron muy fuerte los 'saints' a la media hora de encuentro ya ganaban por dos tantos, realizados por Pellè y Long, sigue funcionando a las mil maravillas el ataque de los de Koeman. Pero en la segunda mitad el Stoke, que nunca perdió la cara del partido, se vino arriba logrando empatar a falta de siete minutos, primero anotó N'Zonzi solo salir de los vestuarios, el empate lo lograría Diouf. Cuando todo apuntaba a que iriamos a la prórroga, primero Crouch recibía dos tarjetas amarillas en un minuto, acto seguido el hombre de moda en la Premier League, Graziano Pellè mataba el partido con su postrero tanto.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.