Welbeck y Rooney lo hacen fácil ante Eslovenia


Buen partido (3-1) en líneas generales de los hombres de Hodgson, que salvo un par de ocasiones de los visitantes, apenas sufrieron. Los Three Lions llevaron la iniciativa constantemente y su producción ofensiva se vio recompensada con un doblete de Welbeck y un tanto de penalti de Rooney tras el gol en propia de Henderson

Wembley vibró desde el principio con su selección, no solo con el "God save the Queen" cantado a pleno pulmón, sino con un juego Nombreofensivo fresco, agresivo y muy vertical. Los de Hodgson salieron desde el minuto 1 con ganas de comerse a los eslovenos, que se defendieron de manera bastante convincente. En la primera mitad, salvo por un cabezazo de los eslavos, Hart no tuvo demasiado trabajo. Uno de los hombres mas incisivos en ataque fue Wayne Rooney, que cumplía en el día de hoy su aparición número 100 con los tres leones. Suyas fueron la mayoría de ocasiones, junto a Welbeck, muy voluntarioso.

Si en la segunda parte bajaron las temperaturas y el aliento del público, Inglaterra subió de revoluciones, apretando mas y mas a los eslovenos, finalizando cada jugada con un tiro a la portería defendida por Handanovic. Pero cuanto todo el mundo esperaba cantar el gol inglés, un error de Henderson al despejar una falta ponía el 0-1 en el marcador. El centrocampista del Liverpool no consiguió despejar bien y el balón fue a las redes de Hart, que nada pudo hacer.

Poco le duraría la alegría a Eslovenia, ya que un minuto después, Rooney provocaría un penalti que poco después transformaría él mismo y le situaba como tercer máximo goleador histórico de Inglaterra. Tras el empate, Eslovenia salió a morder pero se encontró con una defensa muy bien plantada, con el debutante Clyne subiendo al ataque cada ocasión que le era posible. Poco después, en el 66' Lallana se inventaría una gran jugada que, tras varios rechaces permitiría a Welbeck marcar el 2-1 para los locales. Un Lallana que no apareció demasiado pero que dejó claro que será uno de los pilares de la Inglaterra del futuro, sin duda.

Seis minutos después, en el 72', una jugada al más puro estilo tiki-taka entre Gibbs, Sterling y Welbeck culminaría con el definitivo 3-1, tras una finalización perfecta de Welbeck de nuevo. Inglaterra sigue intratable a la cabeza del grupo E, con 12 puntos, 11 goles a favor y solo uno en contra.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.