El United gana la partida sin despeinarse

El Manchester United venció sin contratiempos al Liverpool (3-0) en el derbi de los derbis de Inglaterra. Con poco juego vistoso pero con la tensión y rivalidad habitual que acompaña siempre a los enfrentamientos entre ambos, el United se llevó el 'gato al agua' gracias a los tantos de Wayne Rooney y Juan Mata, éste último en fuera de juego, en la primera mitad y de Van Persie en la segunda. De Gea fue el hombre clave del encuentro, ya que el meta español desbarató varias ocasiones claras del Liverpool, especialmente a un desafortunado Raheem Sterling, y evitó que el partido tuviera más emoción y corriera peligro para su equipo.

Alineaciones más que curiosas justo el día menos indicado para hacer experimentos. Van Gaal optó por Carrick en el centro de la zaga debido a la baja de última hora de Rojo y por el joven Wilson en ataque junto a Van Persie. Brendan Rodgers tampoco quiso ser menos alineando al meta Brad Jones en detrimento de Mignolet y ubicando a Sterling como único punta de ataque. La pócima le salió exitosa al United e indigesta al Liverpool.Mata

Respeto, mucho respeto es lo que se olía en Oldtrafford. No es un partido cualquiera para United y Liverpool, lo cual se plasmó en unos primeros instantes de tanteo. El desatascador tuvo que ser Antonio Valencia, que encontró una vía de escape entre Alberto Moreno y Allen por la derecha, asistió a Rooney y el delanteró inglés definió a la perfección para abrir la lata en el 13'. Todo esto 25 segundos después del principio del recital de David De Gea, que neutralizó el primero de tantos cara a cara con Sterling. Del posible 0-1 al 1-0 en un pestañear.

El United mandaba con lo justo y gracias a su 'santo' bajo palos. Presa del pánico y de la ansiedad, el Liverpool transmitía poca sensación de peligro. Los 'red devils' parecían estar cómodos con el rol de 'nadar y guardar la ropa' y aumentaron la renta en las postrimerías del descanso merced al tanto de Juan Mata en fuera de juego. Van Persie prolongó un centro medido de Ashley Young y el internacional español cabeceó en plancha al fondo de la portería de Brad Jones en clara posición ilegal. Error de bulto del juez de línea.

Al Liverpool se le puso el partido muy cuesta arriba. Dos goles parecían un contratiempo prácticamente imposible de revertir y más en el escenario que estaban pisando los de Brendan Rodgers. Mientras tanto, De Gea haciendo de las suyas sacando de quicio a Sterling tras un mano a mano rozando el 45' y de nuevo al principio del segundo acto tras redimir a su compañero Evans, que le dejó en evidencia ante el joven atacante inglés de origen jamaicano. Según corría el crono, De Gea se erigía en el indiscutible protagonista del encuentro dejando en un segundo plano a su compañero Valencia, un puñal por la banda derecha sacando los colores en más de una ocasión a Alberto Moreno.De Gea

Con el Liverpool volcado y atacando con más corazón que cabeza, Van Persie puso la puntilla tras una asistencia de Mata. Oldtrafford era una fiesta en la que De Gea ponía la musica. El ex guardameta del Atlético de Madrid se permitió el lujo de ganarse otro enemigo íntimo, el bueno de Mario Balotelli, que volvió a los terrenos de juego y con el que también se topó en un par de intentonas. El Liverpool terminó abatido y machacado por la figura del cancerbero español. Era el día de 'Van Der Gea'.

Otro derbi después, el United se consolida en la tercera posición dando caza a sus vecinos de Manchester y el Liverpool aún busca su sitio en esta Premier League. Esta vez, la partida la ganó el de casa.

 

Ficha técnica:

Manchester United: De Gea; Phil Jones (McNair 88'), Carrick, Evans; Valencia, Fellaini, Mata, Rooney (Falcao 77'), Young; Van Persie y Wilson.

Liverpool: Brad Jones; Johnson (Touré 25'), Skrtel, Lovren, Moreno (Markovic 68'); Allen, Gerrard, Henderson; Lallana (Balotelli 46'), Coutinho y Sterling.

 

Goles: 1-0 min.13, Rooney; 2-0 min.40, Mata; 3-0 min.71, Van Persie.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.