Humillada Villana en el Emirates

El Arsenal despacha fácilmente a un Aston Villa (5-0) que mantuvo las esperanzas hasta la segunda parte

Primer domingo de febrero del 2015 y primer partido de la Premier League de este mes. El Arsenal recibía al Aston Villa en una combulsa sexta posición. Obligados a ganar para poder adelantar a sus vecinos de Londres y empatar a puntos con el Southampton, quienes jugaban un par de horas después en esa particular batalla a cuatro por los puestos Champions. A priori se trataba de uno de esos partidos en los que los pupilos de Wenger marcan en el calendario como factible a la hora de sumar como mínimo los tres puntos. Los de Lambert con solamente tres puntos por encima de la línea del descenso, llegaban a la capital inglesa con la intención de lograr tres puntos de oro que los auparan a una hipotética decimo tercera posición permitiéndoles respirar con cierta tranquilidad. Giroud

Wenger dio entrada a Ospina dejando de nuevo a Szczesny en el banquillo. Otro no tan habitual que entraba en el once de los de Londres es Coquina junto a Ramsey en el centro del campo buscando el equilibrio. En los visitantes serían Gil y Weimann quien serían los encargados de llevar el peligro en bandas para que finalizara Benteke.

El partido comenzó como cualquiera podía esperar y el Arsenal se hizo con el control de este desde el minuto uno de partido. El primer aviso vino por parte de Ramsey a pase de Monreal, que a pesar de que se fue un poco desviado, parecía vislumbrar los acontecimientos que estaban por llegar. Ocho minutos tuvieron que esperar los aficionados Gunners para poder ver materializada su superioridad. Giroud aprovechó un buen pase de Özil para batir con una preciosa vaselina a Guzan. El alemán se notaba inspirado aquella tarde y dejó un recital de pases y detalles técnicos que pusieron en pie su público de forma intermitente. A pesar del enorme dominio local no llegaban las ocasiones de verdadero peligro, algo que inquietó a Wenger e incluso levantó el ánimo de los villanos que esperaban agazapados su oportunidad a la contra. Entre tanto, otro que estuvo muy activo todo el partido fue Santi Cazorla que desquiciaba como interior en la izquierda. Así fue cuando en una de las internadas del español en el área, consiguió sacar un zurdazo que rebotó en el poste cuando ya se cantaba el segundo de la tarde. A pesar de todo esto, el gol no llegó y los jugadores se fueron al descanso unos con la extraña sensación. Unos por no haber matado el partido y los otros con la sensación de seguir muy vivos.

Así se lo debió transmitir Lambert a los suyos que salieron mucho más enchufados en el segundo tiempo. Benteke estuvo a punto de empatar el partido por dos veces seguidas cuando los aficionados apenas habían vuelto a sus asientos. El americano logró en diez minutos más peligro que en toda la primera parte. Sin embargo para crear este peligro el equipo tuvo que abrirse lo que permitió crear más espacios y adelantar la defensa, cosa que podía complicarles mucho las cosas. El Arsenal lo sabía y la calidad se impuso once minutos después. Conexión entre Özil y Giroud que el francés aprovechó para poner el 2-0 y prácticamente matar el partido. Los visitantes se vinieron abajo y dejaron de creer en aquel espejismo de antes del descanso. Arsenal

Los Gunners se gustaban y convirtieron el partido en una fiesta de toque y fútbol. Seis minutos después Cazorla regaló un precioso balón dentro del área a Walcott que con un recorte superlativo al central puso el balón en el poste derecho y con él el 3-0. Con la tranquilidad ambigua para los dos entrenadores debido al resultado comenzaron el carrusel de cambios casi de forma consecutiva. Los Villanos buscaban el no salir de allí con un saco de goles y dieron el paso atrás que tuvieron en la primera parte. A pesar de esto Guzan cometió un penalti absurdo y merecido que transformó Cazorla en el casi definitivo 4-0. Partidazo del español. Decimos casi porque aun habría tiempo para que el joven Bellerin aprovechase otra asistencia de Cazorla e hiciese el definitivo 5-0.

Así pues el Arsenal se acerca de nuevo a Europa adelantando a los Spurs y mete presión al Southampton al empatar a puntos con ellos que jugarían un par de horas después. El Villa tendrá que esperar a la siguiente jornada en su feudo para poder salir de esa zona que tanto quema por abajo.

Estadio: Emirates Stadium

Arsenal: Ospina, Monreal, Metersacker, Bellerin, Koscielny, Coquelin, Ramsey, Özil, Cazorla, Walcott, Giroud.

Aston Villa: Guzan, Richardson, Clark, Okore, Hutton, Sánchez, Delph, Cleverley, Gil, Weimann, Benteke

Árbitro:  Anthony Taylor

Goles: 1-0 Giroud 8’ / 2-0 Özil 56’ / 3-0 Walcott 63’ / 4-0 Cazorla (p) 75’ / 5-0 Bellerin 92’

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.