¡Apareció Balotelli!

Gran partido (3-2) entre dos equipos que pelean por la plaza europea con uñas y dientes y que no defraudaron. Se adelantó el Pool gracias a Markovic. Poco después empataría Kane. Tras la reanudación Gerrard de penalti y Dembele marcarían pero el gol de la victoria, 25 jornadas después, fue de Balotelli

 

La pugna por la cuarta plaza está más reñida que nunca. Con Southampton, Manchester United y Arsenal por encima, el Liverpool y Tottenham se encontraban en Anfield en un partido con sabor a final. Un duelo directo entre dos equipos que están en una dinámica ascendente. Y así fue desde el comienzo. El Liverpool salió muy fuerte, presionando muy arriba con un Jordon Ibe que partido tras partido crece, anulando cualquier esperanza de Balotelli de optar por la titularidad. El Tottenham se mostró muy inseguro, con muchas pérdidas en zona de creación, con balones cayendo en los pies de Sturridge. El ya mencionado Ibe puso en problemas a la banda de Rose-Vertonghen durante los primeros compases del partido. Poco tardaría en llegar el primer gol del partido. Saque en largo de Mignolet, el balón le cae Sturridge, que la baja fenomenal. La defensa spur sale, no mide bien y el balón le cae a Markovic, que fusila abajo a Lloris, imparable para el francés. Llegaba pronto el gol del conjunto de Rodgers, en el minuto 15 concretamente. Y gracias al gol, el Tottenham despertó. Combinó, presionó, creó… Hombres como Mason, Eriksen o el delantero de moda, Harry Kane, movieron el balón, que con la colaboración de Dembele y Lallana signficó el empate 10 minutos depués. El goleador, Kane, quién sino. Tras ambos goles la velocidad bajó, como si ambos equipos quisieran llegar al descanso para reformular la estrategia en un partido muy abierto.

La segunda mitad comenzó como la primera, con un Liverpool muy intenso y con un Tottenham muy dormido. Poco tardaría Rose en cometer un más que polémico penalti sobre Sturridge en el minuto 53, que posteriormente anotaría el gran capitán, Steven Gerrard. Lloris tocó el balón aunque la potencia impresa por el 8 de los reds hizo que fuese imparable. Y como en la primera mitad, poco tardaría en reaccionar el equipo de Pochettino, que apenas 8 minutos después marcaría el empate gracias a Dembele. Falta en la frontal que golpea prodigiosamente Eriksen. Mignolet despeja con muchas dificultades y el rechace le cae a Kane, que cede en línea de gol a Dembele. El belga, en línea, marcó un gol muy protestado por los jugadores de Anfield, que pedían fuera de juego con mucha insistencia. 

Y entre tanta locura, entró Balotelli. El italiano fue recibido con murmullo, por una afición cada vez más escéptica con el italiano. Pero fue él, con la colaboración de Lallana, que también salió desde el banquillo, quienes dieron la vuelta al partido. El inglés, con una gran internada iniciada por el hiperactivo Ibe, consiguió poner un balón preciso para Balotelli que, robándole la cartera a Dier, marcaba su primer tanto en la Premier 14/15 y daba a su equipo 3 puntos vitales en la lucha por la cuarta o incluso la tercera posición, con cinco equipos separados por 3 puntos tan solo. Esto es la Premier.

[table id=4 /]

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.