Las decisiones arbitrales atascan al Chelsea

Lo extradeportivo ha condicionado el partido de esta tarde en Stamford Bridge, donde el Chelsea no ha podido pasar de un empate contra un venido a más Burnley (1-1). La poca efectividad del Chelsea y, en especial, la expulsión de Matic han privado al equipo de Mourinho de alejarse en la clasificación a la espera del resultado del Manchester City. 

El partido comenzó con varias novedades en el once inicial del Chelsea. Diego Costa volvía a ser titular en Liga después de su sanción por agresión. Además, Mourinho ponía de inicio a Cuadrado, que ha sido de lo más destacado del equipo local. El Burnley, por su parte, presentaba el once inicial habitual.  Chelsea Burnley

Pronto se evidenciaba lo que iba a ser el partido. El Chelsea dominaba la posesión del balón y se acercaba con mucho peligro a la portería de Heaton. El Burnley esperaba las acometidas "blue" bien replegado atrás. De hecho, esta disposición defensiva de los de Sean Dyche ya le había ayudado a sorprender al Manchester City en el Etihad semanas atrás. Sin embargo, el sorprendente final no se palpaba en los inicios del encuentro. De esta manera llegaba el primer gol del partido a los 13 minutos. Ivanovic era el encargado de materializarlo después de rematar un centro de Hazard, que se había zafado de la defensa "claret" tras una jugada personal. Este gol alimentaba aun más el monólogo del Chelsea en los instantes posteriores. 

Durante el resto de la primera parte, el equipo de Mourinho pudo desplegar su juego de toque rápido sin la oposición visitante. Cuando el Burnley intentaba salir con el balón jugado y llegar al área de Courtois, perdían el balón muy fácilmente y el Chelsea les montaba una contra muy potente. Sin embargo, el partido llegó al descanso sin que la ventaja del Chelsea se aumentara, aunque lo podría haber hecho si Atkinson hubiera pitado un claro penalti por mano de Kightly. El árbitro se empezaba a convertir en el triste protagonista del partido. 

La segunda parte comenzó con un cambio de actitud por parte del Burnley. El equipo de Sean Dyche presentaba un juego mucho más directo y valiente que les duró poco. De hecho, Matic tuvo la oportunidad de meter el segundo gol pero no logró meter el balón dentro de la portería. Esa falta de efectividad y pegada está causando estragos al Chelsea, ya que no están goleando pese a la presencia de Costa

Pero cuando más se acercaba la victoria "blue" llegaba la jugada determinante del partido. Una durísima entrada de Barnes sobre Matic provocaba que el ex del Benfica se girase y empujase a Barnes con total alevosía. Martin Atkinson no lo dudó ni un segundo y expulsó al jugador local. El Chelsea se quedaba con uno menos a falta de 20 minutos para la finalización del partido. De esta forma el Burnley se lanzaba al ataque para buscar el empate. Y llegó en el minuto 81 gracias al remate de cabeza de Mee a la salida de un córner. Llegaba lo impredecible. 

En los minutos restantes el Chelsea fue incapaz de sacar el partido adelante y el encuentro finalizó con ese 1-1. Quizás Matic se podría haber ahorrado la expulsión que lo condicionó todo, pero Atkinson ha puesto en duda su criterio al no sancionar con tarjeta roja una entrada casi criminal que, paradójicamente, supuso la roja de Matic. De hecho, si la federación no entra de oficio se perdería la final de la Capital One Cup. Con este resultado, el Chelsea se queda con 60 puntos a la espera del resultado del Manchester City mientras se esribe esta crónica. El Burnley, por su parte, se queda con 22 puntos empatando con el QPR, aunque los de Sean Dyche permanecen en zona de descenso por diferencia de goles. [table id=24 /]

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.