Berahino desinfla al Southampton

El Southampton comienza a perder aire en sus aspiraciones de obtener plaza para competición europea tras caer ante el West Brom (1-0). Los 'saints' sufrieron el tempranero tanto de Saido Berahino sin que hubiesen transcurrido 120 segundos de encuentro y fueron incapaces de revertirlo. La escasa puntería de los de Ronald Koeman y el rigor táctico de los de Tony Pulis certificaron una nueva derrota del Southampton, tal y como sucediera la semana pasada ante el Liverpool, y complican sus opciones de meterse en el bolsillo el billete para Europa.

BerahinoPoquito que comentar antes de que llegara la salsa de este deporte, el gol, porque ni dos minutos pasaron. Yoshida despejó el balón justo donde nos enseñan desde pequeñitos donde no hay que hacerlo, al medio, Berahino se aprovechó de la circunstancia y lo mandó a la escuadra. Eso sí, para ser justos, fue una acción más meritoria del delantero 'baggie' que del defensa japonés porque Forster sólo pudo ser espectador de lujo del disparo.

El tanto fue balsámico para los intereses de Tony Pulis, abanderado del juego conservador y rigor táctico. Los que seguimos esta competición no íbamos a descubrir en este partido al técnico galés, desde luego. Seguramente tampoco Ronald Koeman, consciente del océano que le quedaría por remar.

El West Brom se comió por momentos en intensidad al Southampton. Los 'saints' eran incapaces de sobreponerse al alto ritmo que imprimían los 'baggies', que salían victoriosos de prácticamente todas las disputas. Las ocasiones de peligro se contaban con los dedos de una mano, pero las sensaciones positivas las ofrecían los locales. Los nervios del Southampton en The Hawthorns se plasmaron perfectamente en su puntería en los metros finales. Si hubiese porterías a la altura de las nubes, los rojiblancos habrían ganado el partido por goleada. Por ahí mandaron el balón Mané, Schneiderlin y Tadic, entre otros. Lástima para ellos, las porterías estaban sobre el césped.

El margen de mejora del Southampton en la segunda mitad era enorme y cualquier mínimo destello se convirtió en el mejor de los síntomas. Los 'saints' al fin bajaron del autobús y regresaron al verde decididos a demostrar por qué son el equipo revelación de la temporada. Demasiado tarde quizás porque batallear en desvetaja contra Tony Pulis es toda una disciplina olímpica. Revertirle un marcador al bueno de Pulis es obtener un doctorado con matrícula de honor, algo que está al alcance sólo de unos pocos elegidos. Ni siquiera a disposición de un conjunto que parece que peleará hasta el final por los puestos europeos.

Con la victoria final, El West Brom toma oxígeno y se aleja de los puestos calientes de la tabla. Todo el oxígeno que ganan los 'baggies' lo pierde el Southampton, al que le empiezan a flaquear las piernas en el momento que más firme debe mantenerse. Al menos, si pretenden rubricar su magnífica temporada con el pasaporte a Europa. 

[table id=44 /]

Goles: 1-0 min.2 Berahino.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.