Pesadilla ‘toffee’ en Kiev

Espantoso partido de los toffees (5-2, en el global 6-4) que deja muy tocado a Roberto Martínez y acaba con el sueño europeo del Everton. Con un despliegue ofensivo brillante, los ucranianos arrasaron a los ingleses, atacando sin descanso incluso cuando la ventaja era ya insalvable. Yarmolenko, Teodorczyk, Gusev, Veloso y Antunes marcaron en un auténtico recital de golazos. Lukaku y Jagielka intentaron recortar para los ingleses

Hacía mucho tiempo que no se veía una exhibición, una superioridad tan aplastante en un campo de fútbol. El Everton, a pesar de llegar a Kiev con una ventaja mínima, nunca estuvo en el campo. Desde los primeros minutos vimos a los ucranianos con ganas de voltear la eliminatoria. Y vaya si lo hicieron. El asedio a la portería de Howard fue duro, con Gusev, Teodorczyk y un Yarmolenko en plan estrella que pusieron en jaque a Jagielka y Alcaraz constantemente. Un partido por cierto para olvidar del defensa paraguayo, inseguro en cada duelo individual que se le presentaba. Poco tardaría en abrir la lata el equipo local. En el minuto 21, Yarmolenko, tras una buena jugada individual, marcaría un golazo sensacional. Un tiro desde fuera del área, con rosca, imparable para Howard. Poco tardaría en responder el Everton con otro golazo. En el minuto 29, una dejada de Naismith para Lukaku se convertiría, también, en un poderoso disparo de rosca desde fuera del área, que daba la clasificación virtual a los toffees. Y ahí se terminó el partido del Everton. En el minuto 35, Teodorczyk recogería un mal control de Yarmolenko en el área pequeña, imposible para Howard. Pero es que dos minutos después, en el 37, Veloso marcaría un trallazo brutal desde fuera del área tras un mal despeje de Jagielka que sentaba como un verdadero bofetón en las aspiraciones europeas del equipo de Liverpool.

La segunda mitad tendría un guión incluso peor para el Everton. El Dínamo, que no quería complicarse la vida, seguía atacando y atacando el arco defendido por Howard. Y tánto va el cántaro a la fuente que en el minuto 56, tras un lío defensivo al despejar de la zaga del Everton, Gusev marcaba el cuarto de la tarde. Con la eliminatoria cerrada por completo, poco pudimos ver del Everton, salvo dos palos espectaculares de Barkley. El éxtasis ucraniano llegaría cuando Antunes, en el minuto 76, se sacaba un zapatazo desde 35 metros imposible para Howard. El Olímpico de Kiev botaba y botaba, disfrutando de uno de los mejores partidos de su equipo esta temporada. El gol del honor para el Everton sería de Jagielka tras un córner botado por Baines. El Everton se suma a la debacle de la Premier en competiciones continentales y la sombra del despido planea ya sobre Martínez. Una noche para olvidar.

[table id=80 /]

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.