Sir Alex Ferguson, historia “red devil”

Son ya dos años los que lleva el banquillo de Old Trafford sin ser adornado por las coloradas mejillas del rostro de Sir Alex Ferguson. El escocés dejó un legado imborrable en la parroquia “red devil”, suyos fueron los mejores años de la historia del United

Desde entonces mucho ha cambiado el conjunto del condado de Lancashire. Llego Moyes, con el apoyo de Ferguson, y el empuje necesario para guardar el banquillo rojo varios años, pero todo eso se esfumó dada su mediocre temporada. La sombra de Ferguson es alargada.

La historia de Sir Alex en el United está llena de recuerdos imborrables para el aficionado. 13 ligas, 2 Champions League, 5 FA Cups, 4 Capital One Cup, 1 Copa Intercontinental y un Mundial de Clubes es su legado en las vitrinas, pero su herencia es incalculable.

Sir-Alex-Ferguson-1996-Do-007

El escocés pasó por varios equipos antes de tomar las riendas del United; East Stirlingshire, Saint Mirren, y Aberdeen fueron los equipos a sus órdenes antes de jurarse amor eterno con el Manchester. También, antes de Old Trafford, el técnico escocés tomó el mando del combinado nacional de su país, que sólo pudo sumar un punto en la fase de grupos del mundial de México 86´.

Ya en el Aberdeen, Ferguson había logrado varios títulos nacionales, pero el culmen llegó al proclamarse campeón de la Recopa de Europa, y posteriormente de la supercopa de Europa en el año 1983. Ya entonces su nombre empezó a sonar con fuerza para equipos grandes de Inglaterra, entre los que se encontraban Tottenham o Arsenal.

Después del mundial, el técnico escocés se permitió el lujo de rechazar las propuestas de los dos equipos de Londres. Poco después acabaría firmando por el United, un equipo decaído y que no peleaba por las primeras posiciones. Año tras año Ferguson fue modelando la plantilla, un ejercicio de equilibrismo complicado, que incluso le pudo costar el puesto. Fueron cuatro años de sequía los de Fergie. Se hizo cargo del equipo el 5 de Noviembre de 1986, y no fue hasta la temporada 90/91 cuando conquistó su primer título; una Recopa de Europa lograda ante el Barcelona tras vencerlo 2-1.

El año siguiente, el de la confirmación, fue una pequeña decepción para los “red devils”, que aspiraban a la Premier League. No fue hasta la llegada de Eric Cantona un año después cuando el equipo volvió a alzarse, por fin, con la tan ansiada Premier League.

Poco después haría acto de presencia en Old Trafford otro hombre mítico para la historia del United; Roy Keane. El que sería capitán, y estandarte de toda una generación de futbolistas. 290851_1

El equipo decidió prescindir de algunos de sus mejores hombres. Ferguson era consciente de lo que se cernía en la cantera. Los Beckham, Neville´s, Giggs, y Scholes, entre otros, estaban listos para dar el salto. El técnico escocés prefirió dejar marchar entonces a hombres importantes como Hughes, o Paul Ince.

Los inicios fueron complicados entonces para aquella joven plantilla que conformó el de Glasgow, pero aquel rebaño de joven talento impuso su superioridad en Premier League varios años. Además, el United se convertiría en el club más rico del mundo, permitiéndose contrataciones millonarias, como las de Ruud Van Nistelrooy, la “brujita” Verón, o Rio Ferdinand.

La segunda gran oleada de éxitos del United coincidió con la irrupción de un joven Cristiano Ronaldo, el hombre en el que Ferguson confió para suplir el hueco dejado por David Beckham. No defraudó el portugués, que tuvo unos inicios difíciles, pero que siempre contó con el apoyo del técnico escocés, al que considera casi como un padre.

La historia con David Beckham es una de las polémicas que ha marcado la vida como entrenador de Sir Alex. El técnico escocés pateó en el vestuario una bota que fue a parar a la ceja de Beckham. Aquel suceso terminó con el capitán inglés en Madrid. Ferguson habla en sus memorias de cómo Beckham “perdió de vista lo que era importante”.

De Ronaldo dice “fue el jugador más talentoso que he entrenado”. FergusonRonaldoGettyAlexLivesey1

En sus memorias también cuenta cómo le ofrecieron el puesto de seleccionador inglés hasta en dos ocasiones; "Siempre bromeé con que tomaría el puesto y los haría pasar a segundo plano: los llevaría al puesto 150 del mundo, con Escocia en el 149". Demasiado escocés para el cargo.

Si Ronaldo fue el mejor jugador que entrenó, Ferguson no tiene ninguna duda de cuál es el mejor equipo contra el que se enfrentó;  el Fútbol Club Barcelona de Messi, Xavi, y compañía, aquel que le privó de su tercera Champions League.

Ferguson fue el manager total, incluso, en sus últimos años, estando casi más en los despachos que en los entrenamientos de césped. Dotó de estabilidad al club. Lo hizo campeón, rico, y admirado en el mundo. Su huella aún perdura.

article-2321398-19AEB4B6000005DC-375_964x900

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.