La remontada del Leicester City, de las más espectaculares de la Premier

La remontada realizada por el Leicester City no ha tenido parangón en la historia de la Premier League. Los zorros han conseguido sumar 19 de los últimos 24 puntos en juego, para certificar una increíble permanencia en la categoría

leicester-newcastle-premierleague-20142015El Leicester City ha protagonizado la gran remontada de la temporada 2014-2015 en la Premier League. Los zorros ocuparon la última posición de la tabla desde noviembre hasta abril. Sin embargo, en la recta final de la competición el equipo supo rehacerse, hasta ser uno de los más difíciles de batir de la competición liguera en Inglaterra.

Y es que el Leicester City llegó a la vigésimo novena jornada con 19 puntos, a una distancia de siete puntos de la salvación. Parecía prácticamente desahuciado, sentenciado a retornar a la Championship un año después de su ascenso a la élite del fútbol inglés. Todo cambió a partir de la trigésima jornada, a pesar de su derrota ante el Tottenham por 4-3. Aquel encuentro supuso un punto de inflexión para el equipo, que empezó a sumar de tres en tres para escalar posiciones.

De este modo, en las últimas ocho jornadas el Leicester City consiguió sumar 19 puntos: tantos como en las primeras 29 jornadas de Liga. Los zorros lograron vencer a West Ham (2-1), WBA (2-3), Swansea (2-0), Burnley (0-1), Newcastle (3-0) y Southampton (2-0), empatando la pasada jornada contra el Sunderland (0-0). El único encuentro en el que cayeron derrotados fue ante el Chelsea, por 1-3. Así, el Leicester City ha pasado de estar a siete puntos de la salvación a tener un colchón de cuatro puntos con el descenso. Increíble.

Se trata de la cuarta gran remontada en época reciente en la historia de la Premier League. Con anterioridad, equipos que parecían descendidos como el Coventry City en la temporada 1996-1997, WBA en la temporada 2004-2005 o el Fulham en la temporada 2007-2008 lograron firmar espectaculares remontadas para continuar, un año más, en la máxima categoría.

El Coventry City de la temporada 1996-1997 estuvo coqueteando prácticamente toda la campaña con el descenso. Una situación que pareció agravarse a partir de la vigésimo cuarta jornada, en la que el equipo derrotó al Nottingham Forest por 0-1, con un gol de Huckerby. Tras ese triunfo, el equipo permaneció tres meses sin ganar: de enero a abril. En total, ocho jornadas consecutivas sin conocer la victoria.

Pese a ello, la distancia con respecto a la permanencia no era excesiva a falta de seis fechas para la conclusión del torneo: tres puntos. El Coventry City consiguió poner fin a su mala racha, consiguiendo dos victorias de mucho mérito: ante el Liverpool (1-2) y Chelsea (3-1). Aún así, el equipo volvió a complicarse la vida, llegando a la última jornada en descenso, con una desventaja de tres puntos con la permanencia. Gracias a una serie de resultados, unida a la victoria esa jornada ante el Tottenham (por 1-2 en White Hart Lane), el Coventry consiguió una épica salvación.

El WBA parecía desahuciado al comienzo de la segunda vuelta de la temporada 2004-2005. The baggies tan solo habían conseguido 11 puntos tras las primeras 20 jornadas de competición, llegando al último día de Navidad como colista de la competición. El punto de inflexión lo marcó la victoria, cuatro jornadas más tarde, en The Hawthorns ante el Manchester City por 2-0, con goles de Campbell y Wallwork.

A partir de ahí, el WBA experimentó una tremenda mejoría, perdiendo únicamente cuatro de los últimos 13 partidos antes de llegar a la trigésimo octava jornada de competición. De este modo, the baggies lograron sumar 15 puntos que les permitieron llegar al cierre con opciones de salvación. Pese a partir como colista, la permanencia quedaba únicamente a tres puntos. El equipo necesitaba ganar su compromiso contra el Portsmouth y esperar tropiezos de Norwich City, Southampton y Crystal Palace. Los dos primeros cayeron derrotados, mientras que las águilas empataron ante el Fulham. Esto posibilitó que, gracias a su victoria ante el Portsmouth por 2-0, the baggies lograran la salvación.

La última gran permanencia reciente de la Premier League la firmó el Fulham, en la temporada 2007-2008. En ese caso, la consecución de la salvación llegó gracias a un trabajo realizado en las últimas tres jornadas de competición. El equipo londinense llegó al inicio de la trigésimo sexta en penúltimo lugar, a cinco puntos de la permanencia. El equipo de Roy Hodgson se jugaba el todo por el todo en su duelo ante el Manchester City.

Un partido que, sin embargo, se les puso muy cuesta arriba desde el principio: dos goles encajados en los primeros 20 minutos de juego, que sentenciaban al Fulham. La situación se mantuvo hasta el minuto 70 de partido, en el que Kamara anotó para recortar distancias. Un gol que espoleó al equipo, que marcó otros dos tantos más, por mediación de Murphy y Kamara. La penúltima jornada deparó un duelo ante el Birmingham, que le antecedía en la clasificación: el que perdiera, descendería. El Fulham no falló y ganó por 2-0, para salir del descenso a falta de una jornada por disputarse. En la última jornada, los londinenses volvieron a ganar: 0-1 al Portsmouth.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.