Victoria de un Manchester United con muchas sombras

Tres puntos para el Manchester United que dejan un sabor agridulce, se logró la victoria que era lo más importante pero el juego del equipo fue fugaz (1-0). Un error del Tottenham propició una rápida contra de los locales que acabó con un despeje de Walker hacia su portería que sorprendio a Vorm. Dominó más el Manchester pero sin crear peligro, pasaron los minutos de un partido muerto, pero a falta de poco para acabar dos destellos de calidad de Eriksen pusieron el susto en el cuerpo a los 'red devils', pero el debutante Romero demostró que la puerta está segura a pesar de la marcha de De Gea

Después de toda la espera típica de cada verano por fin está aquí. Por fín arranca la Premier League y que mejor manera que arrancar con un buen partido entre dos equipos que se espera que luchen en la parte alta, el Manchester United no tiene otro objetivo que hacerse con el título de liga, mientras que los 'Spurs' se espera que mejoren la quinta plaza del año pasado y puedan luchar por entrar de nuevo después de muchos años, en la Champions League. La gran sorpresa de la previa del partido fue la decisión de Louis van Gaal que dejó en la grada a David De Gea que no está nada claro que pasará con él, aunque este gesto apunta a que su salida está próxima.

El partido comenzó lento, con mucho toque en zonas no peligrosas, se notó claramente la falta de ritmo de los jugadores que en pocas ocasiones lograron dar velocidad al juego. El United comenzó desde el principio con la idea de tener el balón pero no lograba sacar el balón desde atrás con claridad lo cual fue un handicap. Poco a poco el Tottenham ganó confianza fue el equipo que más peligro llevo, puedo haber inaugurado el marcador con una gran pard entre Kane y Eriksen, este último se plantó frente al debutante Romero e intentó la vaselina pero el disparo se fue alto.

Todo cambió en una perdida de balón de Bentaleb, la contra rápida de los red devils sorprendió a los visitantes, Mata abrió para Young que entrando por un costado puso el balón al centro del área para que Rooney sentenciara la jugada, Walker intentó adelantarse pero su despeje acabó batiendo a Vorm. Con el gol comenzó el dominio del United y la desaparición del Tottenham, comenzaron a aparecer los jugadores de tres cuartos de campo que combinaron con mayor velocidad creando algún problema a la defensa de Pochettino. A pesar de los intentos los dos conjuntos se fueron a los vestuaris con el marcador de uno a cero.

La segunda mitad fue un autentico sopor, toques y más toques por parte de ambos conjuntos que se repartieron la posesión sin apenas crear peligro sobre las áreas contrarías. El paso de los minutos se hizo eterno mientras los aficionados en Old Trafford pedían un poco más a sus jugadores, la ventaja era justa y en cualquier momento podía girarse la tortilla. Pero la reacción de los de van Gaal no llegó, y como ya era costumbre la temporada pasada el equipo visitante silencio al estadio en varias ocasiones. Sobretodo en los minutos finales del encuentro cuando una doble ocasión de Eriksen pudo haber cambiado el signo del partido, pero en esta ocasión Romero se encargo de que los puntos se quedaran en cada. El Manchester dejó muchas dudas, muchas, mientras que el Tottenham tampoco convenció, aunque con los cambios de la segunda mitad se vio una gran mejoría aunque en esta ocasión de poco les sirvió.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.