El Everton arrasa en el St. Mary’s

Victoria fácil y clara del Everton (0-3). Doblete de Lukaku en la primera mitad donde arroyaron por completo a los Saints de Koeman. En la segunda mitad se vio una mejora sustancial de los locales pero en ningún momento creo problemas a la defensa del equipo de Roberto Martínez. Casi al final del partido fue Barkley el encargado de sentenciar con el tercero

Duelo en el sur de las islas de dos equipos que buscarán la zona noble de la clasificación, o al menos eso parece sobre el papel. En concreto el Southampton recibía al Everton en su estadio, ambos conjuntos venían de empatar la primera jornada de Premier League, casualmente ambos con el mismo resultado, empate a dos. Todo parecía apuntar que la igualdad sería máxima.

Los primeros quince minutos fueron de tanteo, hasta el punto de que ninguno de los dos equipos probó al portero contrario. El Southampton parecía que tomaba la responsabilidad de poner el fútbol mientras que los 'toffees' esperaban para hacer daño a la contra. En el minuto 22 iba a haber un cambio del guión del juego, Arouna Kone subía el balón por la banda derecha para realizar un centro perfecto al segundo palo donde ansioso esperaba Lukaku que saltando por encima de dos defensores rivales remataba el balón de cabeza mandandolo a la mismísima escuadra, haciendo que Stekelenburg se convirtiera en un espectador de lujo.

Con el gol el Everton se hizo con el control del juego mientras que el Southampton era el que intentaba robar para crear peligro, pero esto no ocurrió. Los Saints eran incapaces de robar balones y poco a poco los de Roberto Martínez fueron creando ocasiones. La más clara la tuvo Barkley, tras una muy buena asistencia de Lukaku, el internacional inglés disaparó totalmente solo desde la frontal pero una gran intervención de Stekelenburg evitó el tanto.

Al filo del descanso, el Everton asestó una nueva puñalada, de nuevo el mismo protagonista el delantero belga. Lukaku robaba un balón en la medular rápidamente cedía para Barkley que avanzaba hacía la portería para acabar pasandole el esferico a Lukaku que desde la frontal y sin controlar cruzaba el balón lejos del alcance de portero local. Con el segundo en el casillero ambos equipos se fueron al descanso.

La segunda mitad comenzó con los 'toffees' esperando a que fuera el Soton el que llevara la iniciativa ante la cómoda ventaja de dos goles. Por momentos pareció que los de Koeman iban a dar guerra en este segundo tiempo, en todo momento subieron el balón en busca de crear peligro a los rivales, pero se vio una falta alarmante de ideas en los últimos metros y apenas en los segundos cuarentaicinco minutos inquietaron a Howard. A falta de poco minutos para terminar el encuentro fue el Everton quien finiquitó el partido. Barkley recibió el balón dentro del área y tras amagar disaparó con una rosca imparable para el guardameta. Con el tercero el Southampton ya se dio por vencido, aunque realmente lo estuvo tras el primero de Lukaku.

Fue mucho mejor el Everton durante todo el encuentro, manejó a los locales a su antojo ganando y convenciendo a su afción tras las dudas del primer encuentro liguero. Mientras que Koeman tiene mucho trabajo por delante sobre todo en la faceta ofensiva, su equipo no creó peligro en ningún momento del encuentro.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.