Muchos goles y poco espectáculo en el Clásico inglés

Partido con dos caras (3-1) en el cual el Manchester United se supo recomponer y llevarse los tres puntos. Tras una primera parte espantosa por parte de ambos conjuntos, el United marcó un gol tras una jugada de estrategia brillante culminada por Daley Blind. Joe Gomez cometió un penaltí de debutante sobre Ander Herrera que el bilbaíno no falló. Benteke recortó distancias con un golazo monumental de chilena. Martial debutó con un gran gol tras una jugada individual excelente

 

Bipolar. Así podríamos definir el Clásico de hoy. Dos equipos que no terminan de carburar se enfrentaban en Old Trafford. A pesar de su buen arranque, el fútbol diseñado por Van Gaal no termina de enamorar, demasiado empeñado en hilvanar pases y pases sin un objetivo concreto. Su posesión, aplastante, no es efectiva, y hoy se vio patente: merodeó por las inmediaciones del área de Mignolet sin poner en riesgo el arco defendido por el meta belga. Por otra parte, remarcar el retorno de David de Gea a la portería, tras su fichaje frustrado por el Real Madrid. El portero estuvo muy atento a los disparos del Liverpool, llegando a realizar paradas de mérito en la segunda mitad y siendo aplaudido por una afición que por momentos lo dio por perdido. En la otra cara de la moneda está el Liverpool con Rodgers como sospechoso habitual. La afición no está contenta con el fútbol desplegado por el equipo, en ocasiones excesivamente plano y totalmente dependiente de la magia de Philippe Coutinho, ausente hoy, para crear peligro. Son numerosas las voces entre los fans del conjunto 'red' que piden un cambio en el banquillo y todo indica que de seguir así, el norirlandés no se come el turrón, como se dice típicamente en España. El nombre de Klopp ya sobrevuela el Kop.

 

de gea welcome

 

Tras una primera parte sin nada a destacar, ambos equipos salieron con otra actitud en la segunda mitad. Algo que convertiría en efectivo Daley Blind, que marcó, en el minuto 49, un buen gol tras una ejecución milimétrica de una jugada ensayada, pillando por sorpresa a la zaga del Liverpool. Con el gol todo se le puso de cara al United, que buscaba seguir haciendo sangre. Y tras mucho insistir, Joe Gomez derribaba a Ander Herrera. El penalti, muy infantil, lo transformaría el bilbaíno con mucha potencia, tanta que estuvo a punto de golpear al larguero. Cuando los dos goles parecían definitivos y la entrada de Anthony Martial en el minuto 62 era el único atractivo, llegó uno de los goles del año. Buena internada de Nathaniel Clyne, que sirvió un gran centro para el delantero belga. El ex-villano se sacaría de la chistera una chilena de bellísima factura, imparable para David de Gea. El runrun volvía a Old Trafford pero en estas aparecía Martial, que tras una jugada personal excelsa, dejaría sentado a Skrtel y batiría a Mignolet el mismo día de su debut. El partido, con todo sentenciado, finalizó con una sensación agridulce para los aficionados del United que, tras vencer a su máximo rival, siguen sin ver ese fútbol que les prometió Louis Van Gaal en su presentación, aunque vieron que los millones invertidos en Martial poco a poco van dando sus frutos. Por otra parte, los hinchas 'reds' no habrán quedado muy contentos tras ver que su equipo sigue cayendo en errores del pasado.

Manchester United: De Gea; Darmian, Smalling, Blind, Shaw; Carrick (Schneiderlin, min 72), Schweinsteiger; Mata (Martial, min 65), Herrera, Memphis (Young, min 46); Fellaini.

Liverpool: Mignolet, Clyne, Skrtel, Lovren, Gomez, Lucas (Moreno, min 88), Can, Milner, Firmino (Ibe, min 65), Ings (Origi, min 74), Benteke

Goles: 1-0 Blind (min 49), 2-0 Herrera (pen, min 70), 2-1 Benteke (min 84), Martial 3-1 (min 86)

Estadio: Old Trafford

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.