Naismith ahonda en la debacle ‘blue’

El Chelsea sigue sin arrancar en este inicio de Premier League tras caer en Goodison Park (3-1) ante un Everton con Steven Naismith como indiscutible figura. El escocés se adjudicó un hat-trick para invitar a los 'blues' a una tendida reflexión. Matic adornó con un golazo la imagen de un Chelsea que continúa haciendo aguas en defensa.

NaismithAnestesiado, adormilado, amodorrado. El Chelsea sigue sin despertar. La Premier dio el pistoletazo de salida hace cinco jornadas, pero al Chelsea aún no le ha sonado el despertador. Defenestrado por sus carencias defensivas, José Mourinho no logra cerrar las vías de escape del barco que regenta. Y con ese percal y si el rival saca tajada, es complicado efectuar escaladas. STEVEN NAISMITH (sí, con mayúsculas) ahondó en la mini crisis 'blue'. Sin esperarlo nadie, iba a ser la tarde de Steven y la pesadilla de los del centro de Londres.

Del mal momento de su rival estaban alertados el Everton y Roberto Martínez. El técnico español no es conservador en sus propuestas precisamente y los suyos nunca se amedrentan en el 'tú a tú'. Se ponga delante el Chelsea o un equipo amateur de 'solteros contra casados' el Everton juega sus cartas de la misma manera, aventurándose a matar o morir matando. Escaseando ligeramente de fortaleza en ataque en los primeros compases, un fortuito Naismith fue el encargado de inyectarla. No se le esperaba al veterano escocés tan pronto en el encuentro, pero Besic notó un pinchazo antes de los cinco primeros minutos y cedió el testigo a su compañero. Generoso en su esfuerzo siempre y tocado por un varita mágica ese 12 de septiembre de 2015. El ex del Rangers inauguró el marcador en el 13' al cabecear un excelente centro del joven Galloway. Como dice el tópico, llegar y besar el santo.

La grietas del Chelsea en defensa comenzaban a abrirse. En esa faceta, sigue en un desierto preocupante. Sin noticias del muro de la temporada pasada que parecía infranqueable. La primera línea de presión era incisiva y adelantada pero las siguientes no acompañaban y el Everton localizaba surcos de medio campo para adelante. La herida 'blue' pudo acrecentarse con otro cabezazo, esta vez de Koné, pero Begovic no pecó de inocente como el resto de sus compañeros y se lució. No pudo hacer lo mismo apenas un par de minutos después. El Chelsea se empeñó en conceder atrás y Naismith no quiso ser desagradecido ante la ofrenda. El resultado, latigazo raso ajustado del escocés desde la frontal para aumentar la ventaja. 

Las contras del Everton era un deleite para el ojo humano. No importaba lo que pudiera pasar después porque las camisolas azules corrían en bandada hacia la portería de Begovic. Como un grupo de niños que ha visto un caramelo en el patio del colegio. Descompensado por completo el doble pivote Matic-Mikel (desubicado el nigeriano), el balcánico se encargó de dar el golpe sobre la mesa con un zarpazo desde su casa rozando la escuadra que enmudeció Goodison Park. Ni sus compañeros se lo creían, atizados hasta entonces por un gran Everton y un iluminado Naismith. Los 'tofees' querían el descanso como el comer. Necesitaban enfriar los ánimos de un Chelsea alentado que sólo encontró cobijo en el pepinazo de Matic.

ChelseaSalió el sol en Goodison en la segunda mitad, presagio de que el devenir le sonreiría a uno de los dos. El Chelsea no podía dejarse más puntos e intentó llevar la manija, pero sus estrellas estaban desconectadas. Hazard no intimidaba, los defensas del Everton adivinaban sus intenciones y no dieron ninguna oportunidad al belga de exhibir sus diabluras. Desconectados también los españoles Pedro y Fabregas, que acabaron siendo sustituidos. 

El Everton se sacudió pronto el arreón inicial del segundo tiempo del Chelsea. Los de Roberto Martínez se desenvolvían como pez en el agua al contragolpe con un Lukaku que empezaba a dar rienda suelta a su colosal potencia. Hasta en tres ocasiones se topó el belga con Begovic, aunque sus lanzamientos tampoco fueran lo suficientemente precisos. Sí lo fue de nuevo Naismith, que aprovechó una gran asistencia entre líneas de Barkley para noquear al Chelsea y completar su triplete de goles. 

Un equipo de Manchester lo está ganando todo y el panorama no estácomo para seguir especulando. A expensas de lo que haga el City, son ocho los puntos que les distancian a ambos. Para cuando se lamenten los londinenses, igual ya es demasiado tarde. 

Ficha técnica:

Everton: Howard; Coleman (Funes Mori 84'), Jagielka, Stone, Galloway; McCarthy, Barry, Besic (Naismith 8'), Barkley; Koné (Lennon 71') y Lukaku.

Chelsea: Begovic; Ivanovic, Zouma, Terry, Azpilicueta; Matic, Mikel (Kenedy 55'), Fabregas (Willian 74'), Hazard, Pedro (Falcao 69'); y Diego Costa.

 

Goles: 1-0 min.13, Naismith; 2-0 min.21, Naismith; 2-1 min.35, Matic. 3-1 min. 81 Naismith.

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.