Mané le tuerce el gesto a Klopp

El Liverpool no logró pasar del empate ante un serio Southampton (1-1). Un cabezazo de Benteke en la segunda mitad encarrilaba el encuentro para los 'reds', pero Mané derramó un jarro de agua fría minutos después para devolver a la realidad a un Liverpool que sigue sin conocer la victoria con Jürgen Klopp como técnico. El Southampton ofreció una imagen muy digna merced a su fantástico despliegue físico y se marchó de Anfield con un trabajado y más que merecido punto.

La primera victoria de la era Klopp sigue resistiéndose tras tres encuentros y las sensaciones que está ofreciendo este Liverpool ni mucho menos esbozan sonrisas. La incorporación de Jürgen Klopp insuflaba ilusión y optimismo a raudales en The Kop, pero los 90 minutos de cada encuentro mandan y la realidad dicta que le queda mucho por trabajar al entrenador alemán. El equipo parece abocado al empate (quinto consecutivo en todas las competiciones y 10 de los últimos 13 partidos) y todos sabemos que así uno no sobrepasa la medianía.

PoolSotonUn 'querer y no poder' es el dicho que mejor define a este Liverpool. Ideas todas las del mundo, pero si en la ejecución no se implementan el resultado es baldío. Coutinho y Lallana, abucheado por su ex afición cada vez que contactaba con el esférico, eran los indiscutibles encargados de dar sentido a las jugadas pero el Southampton no concedía vías de escape. José Fonte, Victor Wanyama y Graziano Pellè personifican el enorme poderío físico de este Southampton que paradójicamente apostaba por las combinaciones rasas. De eso sabe Dusan Tadic, inspirado casi siempre con el balón en los pies pero aturdido sin él y dejando un oasis por su costado por el que de vez en cuando correteaba Alberto Moreno. 

No iban a ser precisamente los atacantes del Soton quienes dieran el primer susto en Anfield, sino el defensa holandés Van Dijk al cabecear una falta lateral que despejó Mignolet con una brillante estirada. Coutinho y Milner intentaron avisar antes desde la frontal, pero sin probar a Stekelenburg. El meta holandés vio de cerca las aproximaciones del Liverpool, pero sus guantes todavía estaban intactos.

Alberto Moreno comenzaba a gustarse. La banda izquierda tenía su nombre y su apellido ya que Tadic seKlopp empeñaba en descuidar al español en tareas defensivas. Koeman se percató de la apatía de su futbolista y dio entrada a Ward-Prowse. Anteriormente apareció también tras el descanso un Christian Benteke que se encargó de poner tierra de por medio a falta de un cuarto de hora para la conclusión. Milner puso un centro de lujo y el delantero belga atinó como mejor sabe, en las alturas y con la testa. Se las prometían felices los 'reds' y apareció Sadio Mané para impartir justicia 10 minutos después con el tanto del empate y dejar ensimismada a la parroquia de Anfield. 

Con un nuevo empate en el casillero del Liverpool, Jürgen Klopp continúa contrariado. Mermado por las bajas y con una plantilla que dista mucho de la excelencia para codearse con los grandes, el ex entrenador del Borussia de Dortmund sabe que le queda una etapa dura por delante. De todos modos, la afición le quiere y a Klopp no le resulta nuevo resurgir leyendas. Su currículum invita al optimismo y, por el momento, hay que quedarse con eso.

Ficha técnica:

Liverpool: Mignolet; Clyne, Skrtel, Sakho, Moreno; Lucas, Can, Milner; Coutinho (Ibe 83'), Lallana (Firmino 66') y Origi (Benteke 46').

Southampton: Stekelenburg; Cedric, Fonte, Van Dijk, Bertrand; Wanyama, Clasie (Juanmi 75'), Davis (Ramírez 78'), Tadic (Ward-Prowse 64'); Mané y Pellè.

 

Goles: 1-0 min.75 Benteke; 1-1 min.85 Mané.

 

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments are closed.